16° C
Clear
Clear

Macri recibió a la UCR con el foco puesto en el Presupuesto 2019

El presidente de la nación recibió a los principales referentes de la Unión Cívica Radical para avanzar en el Congreso con el Presupuesto y buscar bajar las tensiones dentro de Cambiemos.

Por Redacción

miércoles 11 de julio, 2018

Mauricio Macri y las máximas espadas del Ejecutivo dedicaron buena parte de la jornada a bajar la tensión con la Unión Cívica Radical, principal socio del PRO en Cambiemos. Una larga reunión en Casa Rosada con tres ministros y una cena en Olivos con el Presidente concentraron la agenda del Gobierno, que busca cerrar filas con sus aliados para avanzar en la discusión por el Presupuesto con el peronismo y dejar atrás los cortocircuitos permanentes en la coalición oficialista.

Los gobernadores de Mendoza, Alfredo Cornejo; de Corrientes, Gustavo Valdés; de Jujuy, Gerardo Morales; el senador Angel Rozas; el jefe del interbloque de Diputados Mario Negri y el líbero y preferido de Macri, Ernesto Sanz, llegaron a la Casa de Gobierno pasadas las 17:30. Del otro lado, los recibieron en el despacho del jefe de Gabinete, el anfitrión Marcos Peña, y el ministro del Interior Rogelio Frigerio. Más tarde se sumó el titular de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Algunos dirigentes radicales buscaron minimizar los cortocircuitos y señalaron que fue una discusión técnica sobre el Presupuesto que deberá incluir la meta del 1,3% del PBI de déficit que compromete el acuerdo con el FMI. La asociaron a la reunión que tuvieron en la misma dirección de la que habían tenido la gobernadora María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, el último viernes en Olivos. Este miércoles, los ministros de Economía de los 3 distritos distritos que controla el radicalismo se reunirían para afinar números con Dujovne y Frigerio. Se había especulado con las presencia de Ciudad y Provincia, pero no irán.

Sin embargo, la política no fue ajena. Los radicales se enteraron por los medios de la reunión de los principales dirigentes macristas con gobernadores del PJ y Miguel Pichetto en San Isidro. Los representantes del Ejecutivo, que primero negaron esa reunión, terminaron por conceder que había existido.

Esa reunión secreta para avanzar en la viabilidad de un acuerdo por el Presupuesto fue la que terminó de desencajar a los radicales. Mucho más que el cruce mediático con Elisa Carrió, que “en broma” había asegurado que controlaba a los radicales y más “en serio” señaló la cercanía de Cornejo con el kirchnerismo, la UCR se siente desplazada. “Quedamos en fortalecer Cambiemos, pero el PRO se corta solo con el PJ y nos enteramos por los diarios”, plantearon los radicales.

Frigerio y Peña explicaron a sus socios la estrategia de reuniones bilaterales con el peronismo para consensuar un proyecto y presentarlo antes del 15 de septiembre, fecha límite. Dujovne, por su parte brindó un diagnóstico de la situación económica. La principal obsesión que hoy cunde en el Gobierno es estabilizar el dólar. Los radicales están preocupados por la recesión económica de cara al año electoral, pero la tasa de referencia del Central no se tocará hasta que haya signos de que la moneda estadounidense se haya fijado en un precio razonable.

En la reunión les prometieron a los radicales que tendrán un lugar en la mesa de negociación con el peronismo.

Macri apeló a la misma estrategia de contención que en cada crisis con los radicales. Con asado y frutillas a la crema de postre buscaron bajar la tensión. “Fue más una reunión de camaradería para bajar la tensión“, resumieron en el Ejecutivo. Por las dudas, nadie habló con el micrófono encendido, según expresó Clarín.

Comentarios