29° C
Clear
Clear

Son 19 las farmacias marplatenses implicadas en estafas al PAMI

El fiscal federal Javier Matías Arzubi Calvo precisó en diálogo con Radio Mitre Mar del Plata que contaban con la colaboración de al menos un funcionario que manipulaba el padrón de afiliados para falsear compras de insulina y tiras reactivas por montos millonarios. También investigan otra defraudación en la ciudad por prestación de servicios odontológicos.

Por Redacción

jueves 12 de julio, 2018

El fiscal federal de la Unidad Fiscal PAMI, Javier Matías Arzubi Calvo, brindó en diálogo con Radio Mitre Mar del Plata precisiones acerca de la investigación que se lleva adelante en la ciudad sobre 19 farmacias implicadas en una estafa millonaria por la compra fraudulenta de insulina y tiras reactivas. 

“Lo que hacían era trabajar sobre el padrón de los afiliados. Anotaban a pacientes diabéticos como insulinodependientes cuando no lo eran, y no daban de baja del padrón a los afiliados que fallecían, para utilizar sus nombres”, explicó Arzubi Calvo, quien trabaja en esta causa junto a la fiscal federal marplatense Laura Mazzaferri.

Por este motivo, indicó que necesariamente algún funcionario de PAMI debía estar implicado en la operatoria, ya sea “porque fue funcional a la estafa por falta del debido control o porque actuó como parte de la organización”.

En los allanamientos a las farmacias implicadas, se secuestró documentación que esta siendo analizada en el marco de la investigación. También está bajo la lupa de los fiscales otro tipo de estafa cometida dentro de los establecimientos a través de la dispensa irregular de medicamentos con troqueles falsos.

La causa comenzó a raíz de una auditoria sobre la compra de medicamentos y prestaciones para los afiliados a la Obra Social del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, tras la que se destapó una estafa en todo el país. Utilizando más de mil nombres de jubilados fallecidos, diferentes organizaciones delictivas simularon compras por más de 23 mil cajas de tiras reactivas por un total aproximado de 20 millones de pesos. La misma operatoria fue utilizada para la falsa adquisición de insulina por otros 10 millones de pesos.  

El fiscal explicó que no han detectado una única organización delictiva sino que hay diferentes asociaciones esparcidas por toda la Argentina que trabajaban con el mismo modus operandi. “Algunas se conocen o tienen intermediarios en común, pero no actúan en conjunto”, agregó.

Arzubi Calvo destacó que en la ciudad hay en curso otra investigación “muy importante” por defraudaciones en la prestación servicios odontológicos que ascienden a un total de 5 millones de pesos. “Se trata de una empresa que contaba con cuatro consultorios y contaba con prestranombres“, detalló. Y remarcó que, incluso, una de las personas cuya identidad se utilizaba era un cuidacoches que falleció durante el periodo en el que se perpetraron las estafas, situación que no detuvo el accionar delictivo de los imputados.

Comentarios