10° C
Partly Cloudy
Partly Cloudy

Economía

Chascomús: de cuentas en rojo a tener obras propias, sin subir tasas

El intendente, Gastón Javier, encontró al asumir en 2015 apenas $250 mil en la caja para afrontar 20 millones en salarios. Decidió trabajar para bajar el porcentaje de morosidad en el pago de tasas, aumentó la generación de fondos comunales, incrementó el personal municipal y sumó servicios para los vecinos.

Por Redacción

sábado 28 de julio, 2018

El intendente de la localidad bonaerense de Chascomús, Gastón Javier, contó en diálogo con Radio Mitre Mar del Plata cómo consiguió salir de la quiebra en la que encontró inmerso al municipio cuando asumió, sin aumentar las tasas durante los dos primeros años de su gestión y logrando el incremento de los recursos propios, la planta de empleados estatales y los servicios urbanos que le brindan a los vecinos.

“Se ha ido obrando un milagro en base a un trabajo sistemático que venimos haciendo. No hay suerte, hay dedicación y pasión. Hoy tenemos una realidad del Estado municipal muy diferente a la que había cuando asumimos”, aseguró Javier en cuanto a la fórmula que utilizaron para conseguir equilibrar las cuentas de Chascomús sin trasladar el esfuerzo a los bolsillos de los habitantes de la localidad de 40 mil habitantes.

El funcionario chascomusense se enfocó en mejorar la “cobrabilidad” y “mejorar el gasto”. “Lo logramos devolviendo en servicios los aportes de los vecinos, “enamorando” a los que tenían deudas para que se incorporen a pagar. Tasas que nunca cobrábamos, las empezamos a cobrar, por ejemplo, las publicidades en las rutas”, graficó el intendente que pertenece al Frente Renovador.

Sobre la situación que encontró al hacerse cargo de la gestión en diciembre de 2015, indicó que solamente “había $250 mil en la caja para hacer frente a los aguinaldos y a los sueldos de ese mes, que sumaban en total unos 20 millones de pesos”. “Fuimos emprolijando los números y ahora estamos atravesando una relativa tranquilidad. Podemos manejar variables económicas financieras locales de una manera distinta a aquel inicio”, agregó Javier.

El primer mes tuvimos un adelanto de Coparticipación de la Provincia para poder campear el temporal. 2016 fue duro: era la peor comuna en cuento al manejo presupuestario, teníamos todos los números en rojo, con recursos afectados que la gestión anterior había utilizado para otros fines y había que devolverlos para hacer las obras a los que estaban tomado en un principio”, describió el panorama desolador en el que asumió en Chascomús.

Javier sostuvo que la política fundamental para mejorar las cuentas públicas fue incrementar los ingresos propios. “Cuando asumimos, apenas el 20% del presupuesto era municipal y el 80% dependía de los aportes de la Provincia. Ahora ese 20% está en 40%“, resaltó. Y aclaró que lejos de achicar el personal, el Gobierno que encabeza contrató más gente para brindarle nuevos servicios a los vecinos, como, por ejemplo, la incorporación de un centro de monitoreo que cuenta con más de 120 cámaras.

El primer aumento de tasas recién llegó en 2018, después de cinco años sin subas. “Veníamos de valores irrisorios, de pagar 50 centavos por día por el agua potable y la red de cloacas. Hoy se pagan valores acordes pero que todavía no alcanzan a cubrir el costo del servicio. Mucha gente se ha acercado a pagar la deuda que tenía, ha empezado a tributar mensualmente porque sabe que esa plata vuelve en servicios“, afirmó con contundencia el Jefe comunal, que todos los meses debe afrontar el pago de los sueldos de 1700 empleados y los gastos del hospital, el cementerio, el teatro, el hogar de tránsito, el hogar de ancianos y cinco instituciones educativas, entre otros.

“La dirigencia política local maduró y tiró para el mismo lado. Tenemos un diálogo fluido y ameno con la UCR y Unidad Ciudadana. Las disputas son para las épocas de elecciones, pero ahora estamos enfocados en generar obras para mejorar la calidad de vida de los sectores históricamente postergados”, concluyó Javier.

Comentarios