30° C
Clear
Clear

La Justicia reconstruye la ruta de US$ 160 millones en coimas

Este miércoles, en uno de los allanamientos ordenados por el juez federal Claudio Bonadio, fueron secuestrados 8 cuadernos en los que Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta, mano derecha de Julio De Vido, llevaba un registro del movimiento del dinero proveniente de prebendas de las obras públicas que manejó el ex ministro de Planificación kirchnerista.

Por Redacción

miércoles 1 de agosto, 2018

Los ochos cuadernos secuestrados este miércoles en uno de los allanamientos ordenados por el juez federal Claudio Bonadio, en los que Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta, mano derecha de Julio De Vido, en los que llevaba un registro del dinero proveniente de coimas de las obras públicas que manejó el ex ministro de Planificación kirchnerista, dan cuenta de un moviento de “unos 160 millones de dólares en efectivo”.

En el marco de esta megainvestigación de corrupción, fueron detenidos 11 ex funcionarios por recibir prebendas vinculadas a diferentes empresas constructoras y energéticas y también fue citada a indagatoria la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner. 

Los cuadernos de Centeno, revelados por Diego Cabot en La Nación, permitirían al fiscal Carlos Stornelli y al juez Claudio Bonadio reconstruir esta ruta del dinero e ir contra financieras que aún ocultan esa plata negra. Por esta razón, el juez ordenó más allanamientos en las próximas horas.

Baratta y De Vido manejaron un total de contratos públicos por 200 mil millones de dólares. Baratta, además, comandó la empresa ENARSA que compró, sin licitación, gas natural líquido (GNL) en barcos por 17 mil millones de dólares, causa que derivó en los descubrimientos efectuados en los operativos de este miércoles.

El año pasado, Bonadio había procesado a De Vido, Baratta, Roberto Dromi y otros empresarios en la causa madre por la compra de los barcos con GNL. Pero la Cámara Federal porteña anuló los procesamientos, ordenó hacer una nueva pericia y redefinir la situación procesal de los imputados. Un primer peritaje que habló de 7 mil millones de dólares en sobreprecios fue desestimado, y ahora se realiza uno nuevo.

Esta causa conexa a la del GNL se abrió gracias al testimonio de la ex mujer de Centeno tomado a fines del año pasado. La ex esposa del remisero contó cómo su esposo transportó cientos de millones de dólares. Entonces, en ese momento se abrió una tercera causa y la fiscal Alejandra Mángano imputó a Baratta, a su esposa Dalina Bielle y a su ex chofer por enriquecimiento ilícito, investigación que está a cargo del juez Sergio Torres.

La ex esposa del chofer de Baratta contó que Centeno visitaba “cuevas” financieras con su jefe y se llevaban “bolsos con dinero”. Luego de la detención del ex secretario de Coordinación de De Vido en octubre de 2017, esa mujer también reveló que, a partir de trabajar con Baratta, su ex pareja “había mejorado notablemente su nivel de vida”, a pesar de que solo cobraba su sueldo como chofer. Y relató que él le había contado que Baratta usaba una casa en el exclusivo country Mapuche, ubicada en la localidad bonaerense de Pilar y que allí “había una construcción subterránea”.

En Comodoro Py se sospecha que Baratta podría haber invertido dinero en la construcción de edificios en la zona norte del GBA. Dijo que gracias a Baratta, ella misma entró a trabajar en Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT), que estaba bajo control del ministerio Planificación.

A partir de la documentación encontrada en la casa de Baratta, también allanada por Bonadio en noviembre del 2017, los investigadores judiciales tienen bajo análisis un préstamo cruzado entre Baratta y otro ex funcionario del kirchnerismo. Según Clarín, también todas las operaciones comerciales y financieras de Centeno, que desde el 2016 trabaja como remisero y figura como empleado de la municipalidad de Berazategui, están bajo la lupa judicial.

Comentarios