20° C
Clear
Clear

7 cosas que hay que saber sobre la Diabetes

De cada diez personas con diabetes, nueve tienen tipo 2, la gran mayoría tiene sobrepeso u obesidad. Casi la mitad de los adultos desconocen la presencia de esta enfermedad.

Por Gimena Rubolino

miércoles 8 de agosto, 2018

Se trata de una enfermedad que no se cura por lo que requiere un tratamiento y control por quien la padece durante toda la vida.

La Sociedad Argentina de Nutrición (SAN) detalla los principales aspectos que hay que conocer sobre el trasfondo de esta patología:

  1. Es una enfermedad en franco aumento. Si bien la predisposición genética es determinante, los factores ambientales son los que la desencadenan: obesidad, sedentarismo. Un correcto plan de alimentación no solo es la base del tratamiento sino de la prevención de la diabetes del adulto.
  2. Las personas que la sufren deben llevar una alimentación equilibrada. Hoy está demostrado que una persona con diabetes debiera consumir una alimentación normal, aumentando el consumo de alimentos con hidratos de carbono y disminuyendo los de alto contenido en grasas y proteínas. Es nuestra responsabilidad conocer los alimentos que contienen hidratos de carbono mucho mejor y aprender a utilizarlos en la alimentación cotidiana. Ésto supone aprender a comer de todo, pero con ciertas pautas para que, en combinación con la medicación y el ejercicio, una persona con diabetes pueda vivir con valores de azúcar en sangre lo más cercanos a la normalidad.
  3. Es una afección alterada por la insulina. Se debe a la falta de acción de una hormona, la insulina. Ya sea porque no se produce o porque la que se produce no actúa convenientemente.
  4. Presenta dos tipos. Diabetes tipo 1: el páncreas no produce insulina, por lo que la persona debe aplicársela diariamente (insulinodependiente). Comienza antes de los 40 años. Pueden no existir antecedentes familiares.

Diabetes tipo 2: el organismo produce insulina pero no la puede aprovechar; este fenómeno se conoce como “resistencia a la insulina”. El páncreas reacciona produciendo mayor cantidad (hiperinsulinemia), hasta que se agota. Este tipo de diabetes comienza habitualmente en la edad adulta y en el 80% de los casos se acompaña de sobrepeso.

  1. Se puede controlar. La diabetes no se cura, pero en la actualidad se puede controlar. Los valores de azúcar en sangre cambian continuamente como respuesta a distintos factores: alimentación, ejercicio, estrés. Las personas no diabéticas tienen la capacidad de mantener estos valores dentro de ciertos límites: 70 – 140 mg%.
  2. Es necesario controlarse con automonitoreo: se trata del control domiciliario de la glucosa en sangre que realiza el paciente con TIRAS REACTIVAS. Aporta datos valiosos para ajustar la dosis y el horario de la medicación a cada situación individual. Así, la persona con diabetes se transforma en protagonista de su tratamiento.
  3. Es necesario realizar actividad física: Los músculos, para funcionar, utilizan glucosa sin necesidad de insulina. Se debería lograr el hábito de una caminata casi diaria. Se recomienda una actividad aeróbica (caminar, trotar, nadar, bicicleta), regular, durante un mínimo de 30 minutos y tres veces por semana.

 

 

Comentarios