11° C
Clear
Clear

Detuvieron a un gasista por la explosión en Moreno

Fue tras un pedido de la fiscalía, que lo imputó por homicidio culposo agravado. El profesional matriculado había visto las instalaciones un día antes de la fuga en la que murieron la vicedirectora y un auxiliar.

Por Redacción

lunes 13 de agosto, 2018

El gasista que había inspeccionado la escuela primaria N° 49 de Moreno, donde ocurrió una explosión que acabó con la vida de dos personas, fue detenido por pedido de la Justicia. El juzgado hizo así lugar al pedido de la fiscalía de detenerlo bajo el cargo de homicidio culposo agravado.

Se trata de Chistian Ricobene, el gasista matriculado que había revisado las instalaciones del instituto un día antes de la tragedia en la que murieron la vicedirectora Sandra Calamano (48) y el auxiliar docente Rubén Rodríguez (45). El profesional se había hecho presente un día antes de la tragedia en la escuela de Moreno y declaró al día siguiente de la explosión.

Según fuentes con acceso a su declaración, el ahora detenido habría dicho que debía realizar unas pruebas que requerían primero ventilar la sala en la que se produjo la explosión y que Calamano lo habría instado a volver este jueves por la mañana “porque estaba apurada”.

Esas mismas fuentes sostuvieron que el gasista habría cerrado la llave de paso que abastecía de gas a la estufa que presuntamente perdía gas, quitado la manija que permitía abrir el paso del fluido e indicado a Calamano que no volviera a abrirse. Por último, el gasista habría señalado que el día de la tragedia por la mañana Calamano o Rodríguez abrieron esa llave de gas. Fuentes de la fiscalía no desmintieron que el gasista hubiera declarado de esa manera.

El delito por el que fue detenido el gasista es homicidio culposo agravado. Lo que intenta determinar ahora la Justicia es si hubo “imprudencia, negligencia, impericia en su arte o profesión o inobservancia de los reglamentos o de los deberes a su cargo causare a otro la muerte”. La imputación está agravada por ser más de una las víctimas fatales.

Fuente: Clarín

Comentarios