14° C
Overcast
Overcast

Preocupación de supermercadistas chinos por bajas en el consumo

En sintonía con el escenario nacional, desde la cámara que nuclea al sector en Mar del Plata estimaron que la retracción ronda el 8 por ciento. Insisten que el impacto del aumento de las tarifas imposibilita el “sostenimiento de ofertas”. “Bajó mucho el volumen de compra”, manifestaron.

Por Redaccion

lunes 20 de agosto, 2018

Desde la Cámara de Supermercadistas Chinos de Mar del Plata advirtieron una baja en el consumo que ronda el 8 por ciento en los últimos meses y también remarcaron el impacto negativo que tiene para la actividad el aumento de tarifas que dispuso el Gobierno.

Paula Urcioli, referente de la entidad, dijo que la retracción que consultoras privadas relevan a nivel país “mantiene la misma tendencia” en el plano local y sostuvo que “ha bajado mucho el volumen de compra” en los productos.

Según señaló, los asociados a la cámara manifiestan fundamentalmente una caída en las ventas ligadas a los rubros de “limpieza y perfumería”. “Lo que notan es que la gente se limita a comprar más lo del día”, explicó, en diálogo con El Marplatense.

Además, Urcioli puso énfasis en el impacto que tiene el aumento en la tarifa de luz porque “encarece” los productos. “El remarcado diario de los mayoristas también hace que no se pueda sostener ofertas en los supermercados minoristas”, señaló.

“Siempre hablamos de la Red de Ahorro, tenemos el armado para usarlo pero nunca se dieron las condiciones en los últimos tres años como para sostener una oferta que sea común a todos los supermercados”, afirmó, y agregó: “El supermercadista chino es un comerciante que camina mucho buscando precio. Compran mucho en conjunto pero no logramos la posibilidad de tener una oferta para todos los supermercados todavía“.

Pese a este contexto, Urcioli aseguró que la comunidad china sigue haciendo una “fuerte” apuesta para impulsar diferentes emprendimientos en Mar del Plata. “Ya hay familias enteras viviendo acá y hay gente que sigue llegando porque, a pesar de todo, están bien acá y la gente los aceptó muy bien. Muchos llegan como pueden, algunos cuentan con más medios, pero es una realidad esto”, reconoció.

“Claramente acá trabajando 16 horas por días, son felices y están mejor que allá. Es una comunidad que tiene valores que tendríamos que tomar para nosotros. Ellos progresan a costa de su esfuerzo personal”, resaltó.

 

Comentarios