8° C
Clear
Clear

Cómo convertirte en tu propio Personal Trainer

El fitness marca tendencia y son muchas las variedades de ejercicios que podemos encontrar en las redes sociales y gimnasios. Sólo se trata de decidirse a empezar y armar una rutina para poner en práctica.

Por Gimena Rubolino

jueves 6 de septiembre, 2018

A la hora de realizar actividad física la única opción no es ir a clases con un profesor o recurrir a un entrenador personal. Con algunos consejos y constancia podemos convertirnos en nuestros propios entrenadores.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda realizar al menos 30 minutos diarios de actividad física. Sin embargo, podemos superar este tiempo y adaptarlo a nuestra agenda diaria.

Lo ideal es combinar ejercicio aeróbico como correr, bicicleta o nadar con ejercicio anaeróbico, de fuerza, que nos ayudará a tonificar y tener un mayor volumen muscular.

Ante todo es necesario visitar a un deportólogo, un profesional que evalúe el estado físico en general y nos ayude a plantear objetivos: reducir grasa, aumentar masa muscular, tonificar, etc. También nos ayudará a plantear el tipo de ejercicio que vamos a realizar.

En segundo lugar, debemos ser realistas con el ejercicio que vamos a realizar: de nada sirve anotarse en algo que no sea agradable por ejemplo, natación si no me gusta nadar o artes marciales porque es probable que vaya una clase y luego no vaya más. Es razonable empezar a correr 15, 20, 30, 45 minutos y así ir aumentando el tiempo gradualmente.

Esta conducta también es conveniente aplicarla con el ejercicio anaeróbico: en principio arrancar con una rutina de musculación dos veces por semana y luego ir ajustando el entrenamiento o agregar uno o dos días más si vamos cumpliendo la asistencia.

Desarrollar la constancia y disciplina, es otro de los puntos a tener en cuenta. Como ir a entrenar depende por y exclusivamente de nosotros es importante plantearse al menos la asistencia de tres veces por semana para poder ver cambios.

Sacarle provecho a las redes sociales, es otra de las herramientas que podemos utilizar. Instagram en especial, tiene muchos profesionales del fitness que publican ejercicios para hacer en un gimnasio o en casa. Con seguir tres o cuatro especialistas podemos armar una rutina para poner en práctica dos o tres días a la semana. Muchos son creativos con los ejercicios y es una buena idea sacar provecho de esta situación.

Variar el entrenamiento, si queremos mantener el ejercicio en el tiempo es fundamental para no aburrirse y estimular el cuerpo de diferente forma. Un día se puede hacer una rutina de musculación donde se ponga el foco en piernas y glúteos y se finalice con una sesión de 20 a 30 minutos de cinta. Otro día podemos realizar una clase de spinning o funcional; otro día repetir musculación pero trabajando puntualmente brazos y espalda y el último de los días destinarlo a un trote al aire libre. De esta forma el ejercicio no es rutinario y sí es completo porque estamos realizando las dos variantes: aeróbico y anaeróbico.

Por último, no olvidar la botellita de agua al momento de realizar ejercicio así nos aseguraremos de mantener la hidratación adecuada y respetar las ocho horas diarias de sueño. Para quemar grasas y aumentar el tono muscular el cuerpo necesita descansar.

Comentarios