11° C
Clear
Clear

La Justicia investiga la última declaración jurada de Máximo Kirchner

El fiscal Pollicita revisa los números que presentó el diputado. Sospechan que subvaluó la principal empresa familiar. Además, dudan de cuánto efectivo tiene.

Por Redacción

lunes 8 de octubre, 2018

Después de solicitar la individualización de todos sus bienes para afectarlos a un embargo de $ 130 millones que se le trabó en la causa Los Sauces SA -elevada recientemente a juicio oral-, el fiscal Gerardo Pollicita investiga la última declaración jurada de Máximo Kirchner. La principal sospecha es una cotización “por debajo del valor real” de la principal empresa de la familia Kirchner, la inmobiliaria investigada por lavado de dinero.

Máximo Kirchner declaró en su última presentación el mayor patrimonio al que su familia llegó desde que ingresaron a la función pública: $ 94 millones. La ex presidenta dejó la Casa Rosada el 9 de diciembre de 2015 con una fortuna declarada ante la Oficina Anticorrupción (OA) de $ 77 millones. Un crecimiento constante en sus bienes en blanco, que tuvo un mayor salto después de la sucesión efectuada tras el fallecimiento de Néstor Kirchner.

La evolución de los números del diputado nacional por Santa Cruz fue constante. Basta remitirse a las primeras declaraciones juradas cuando recién llegaba al Congreso.

En 2013, el líder de La Cámpora, tenía un patrimonio de $ 24.838.629. Después de las elecciones, en las que salió segundo en Santa Cruz, se conoció su primera declaración jurada como funcionario público. ¿El resultado? En 12 meses, sus bienes crecieron un 44,61%. Ante la Oficina Anticorrupción declaró tener $ 35.919.289.

Ya para 2017, su declaración jurada hablaba de $ 85 millones. Un dato: hasta 2015 el 50% de su riqueza correspondían a los siete plazos fijos heredados por su padre que ascendían a $ 20 millones. El año pasado declaró no tenerlos más y sólo se quedó con dos cuentas corrientes y dos cajas de ahorro con $ 4.254.638. Tuvo que corregir sus declaraciones ante la AFIP porque, según sus propios números, tenía un gasto diario de $ 56.000.

Al remitirse a la última declaración jurada presentada hace pocas semanas y que corresponde al último período fiscal, la cifra del patrimonio de Máximo es superior. De los $ 85 millones declarados el año pasado, ahora tiene poco más de $ 94 millones.

Desde la fiscalía analizan si estas cifras se condicen con los más de seis millones de dólares que la Justicia secuestró del Banco Galicia, dinero que pertenece a los hijos de la ex Presidenta según ellos mismos explicaron. En partes iguales “el 50% de ese dinero pertenece a Máximo Kirchner” y un equipo de trabajo analiza si las cifras declaradas y al tipo de cambio del cierre fiscal “los números guardan relación con ese dinero”. En principio se detectaron “algunas inconsistencias en el dinero declarado”, explicaron fuentes judiciales a Clarín.

 

Comentarios