11° C
Mostly Cloudy
Mostly Cloudy

Conflicto con docentes: “Se liquidaban 30 horas por no trabajar”

Lo apuntaron desde el Municipio, al aclarar los alcances del decreto que reglamenta el módulo horario para los maestros. Según se remarcó, “no hay ninguna baja” en el salario ni eliminación de bonificaciones, pese a lo que denunciaron los maestros del sindicato.

Por Redaccion

martes 30 de octubre, 2018

El Municipio aseguró en el mediodía de este martes que el nuevo decreto que reglamenta el módulo horario para los docentes municipales no implica “ninguna baja” en el salario ni alguna eliminación de bonificaciones, en el marco del conflicto que se vive por estas horas y que ya motivó el anuncio de una retención de tareas que paralizará la actividad escolar este miércoles.

En una conferencia de prensa que encabezó el Secretario de Hacienda, Hernán Mourelle, y su par de Educación, Luis Distefano, aclararon que la disposición se puso en marcha al advertir que había una mala liquidación de los haberes, que significó un costo de 250 millones de pesos por año. Según lo informado por los funcionarios, “se estaban liquidando 35 horas semanales cuando cada cargo implica un modulo de 20 horas semanales”.

En este contexto, Mourelle aclaró que “no hay ninguna baja en el salario docente ni eliminación de bonificación como dijeron algunos concejales y parte del Sindicato de Trabajadores Municipales”. “Simplemente lo se hizo fue reglamentar en forma correcta la ordenanza que fijaba un nivel de comparación para la bonificación docente del nivel 12 municipal, pero no indicaba el módulo horario”, garantizó.

“Uno intuye que por connivencia entre la plana que liquidaba haberes en Educación en su momento, el sector del STM y parte de los sectores políticos, se le liquidaba a los docentes 35 horas cuando su módulo por cargo era de 20“, acusó, y sostuvo: “Esa diferencia se liquidaba por cada cargo. Entonces los docentes con dos cargos, que trabajan 40 horas semanales, se les estaban liquidando 70 horas por semana, es decir, 30 horas que no se trabajaba”.

En la misma línea, Mourelle señaló que “esta connivencia entre la política y el Sindicato parece que sigue en el tiempo”. “Algunos concejales dijeron que estábamos eliminando una bonificación, cosa que no es cierta, o que estábamos modificando una ordenanza por decreto, que tampoco es cierto; lo único que hicimos por decreto fue reglamentar el módulo horario y le pusimos el más adecuado dentro de los módulos municipales como es el de 24 horas por semana”, enfatizó.

Además, el Secretario de Hacienda aseguró: “Cada docente seguirá cobrando lo mismo, este mes se liquida el retroactivo desde enero de todos los aumentos que dio Provincia y que recién con el último decreto se pudo liquidar. Lo que hicimos es, a partir de octubre en adelante, pasar la parte que estaba mal calculada a garantía salarial para que los futuros aumentos de salario docente absorban esta diferencia que se estaba pagando incorrectamente. No le estamos bajando el sueldo a los docentes sino que estamos aplicando la norma correctamente y estamos adecuando el módulo al que tienen los docentes”.

Este dispendio de dinero de los vecinos hacía se repartiera indebidamente 250 millones de pesos por año. Con este monto se podrían haber reparado todas las escuelas, renovar el mobiliario todos los años, agregar material didáctico y una computadora para cada alumno. Se pueden hacer un montón de cosas, pero, en un privilegio para un sector, se repartían 250 millones de pesos que se liquidaban incorrectamente”, concluyó el secretario de Hacienda. .

“ORDENAR ES UN DESAFÍO QUE HEMOS ENCARADO DESDE LA GESTIÓN EDUCATIVA MUNICIPAL”

Por su parte, el Secretario de Educación remarcó la necesidad de ” ordenar algunas cuestiones que, a los largo de años –incluso de décadas-, no se han accionado ni ejecutado como uno entiende”. “Uno de los puntos que hemos llevado a cabo en esta gestión es empezar a dar estabilidad a docentes que durante muchos años no la han tenido”, dijo, y añadió: “El Estatuto Docente municipal reconoce dos formas de ingreso a la docencia: uno por concurso y otro por listado para cubrir interinato o suplencia, es decir, una planta temporaria. Por ejemplo, en las Escuelas de Formación Profesional, desde hace 28 años que no se ha hecho ingreso por concursos”.

Asimismo, Distéfano manifestó que “uno de los últimos proyectos presentados al Concejo Deliberante fue reconocer, como medida de excepción, la convocatoria a concurso cerrado de aquellos que han estado durante dos décadas y media sin la posibilidad del ingreso a la docencia como titular”. “La intención de la gestión educativa es dar por finalizadas todas las excepciones que a lo largo de los años se han realizado. Ordenar es un desafío que hemos encarado desde la gestión educativa municipal. En el último tiempo hemos encontrado –a través de una auditoria- situaciones que son inconsistentes con la reglamentación provincial. Las escuelas municipales son administradas por el Estado Municipal pero son escuelas provinciales porque nuestros títulos los otorga la Provincia, el salario –en su gran mayoría- los abona la Provincia y nos jubilamos como docentes en el marco de la Provincia”, detalló.

Por último, el funcionario municipal concluyó: “En este último mes y medio hemos detectado muchas inconsistencias, incompatibilidades, que hay docentes que perciben bonificaciones como ruralidad cuando no hay ningún acto administrativo de la provincia de Buenos Aires que le de esa característica a la institución educativa. En esos casos, el porcentaje que se abona –más allá del salario docente- va del 30 al 120 % del sueldo. Todas estas sumas que se fueron abonando sin un acto administrativo de la Provincia, es el trabajo que estamos llevando a cabo con los equipos de la Secretaría de Educación. Más allá de esto, que es cumplir con la norma, estamos abiertos a concensuar algunos aspectos pero esto es un trabajo en conjunto. La intención y el objetivo es ordenar aquello que no está en consonancia con la normativa municipal y con la provincial”.

Comentarios