11° C
Mostly Cloudy
Mostly Cloudy

Alimentación: Cómo evitar atracones

El estrés, insomnio y la restricción alimentaria son las causas más comunes de su aparición.

Por Gimena Rubolino

jueves 1 de noviembre, 2018

Estudios recientes sobre la relación entre la falta de sueño y el aumento del apetito concluyen que dormir mal aumenta la voracidad y el sobrepeso.

El fenómeno se explica por un descenso de los niveles de leptina en paralelo a un aumento de los niveles de grelina y de otras hormonas como el cortisol.

Para el epidemiólogo James Gangwisch, de la Universidad estadounidense de Columbia, este sistema de regulación podría haberse desarrollado como “una estrategia para que los seres humanos almacenasen grasa durante el verano, cuando las noches son más cortas y la comida más abundante, y preparar así el cuerpo para los meses de invierno”.

En consecuencia, al reducir las horas de sueño el organismo interpretaría que es hora de comenzar a almacenar grasa.

Más llamativa es la propuesta de la Universidad de Yale (EE UU) de incorporar un tercer elemento a la pareja sueño-hambre: el estrés.

La base cerebral de esta relación se situaría en las neuronas sintetizadoras de orexina del hipotálamo, que al sobreestimularse por el estrés mental o ambiental del día a día pueden provocar insomnio y aumento del apetito.

Su recomendación es muy clara: si padece insomnio y sobrepeso, combata el estrés antes de medicarse.

Pero no solo la falta de sueño y el estrés pueden provocar atracones. La especialista en Nutrición, Martina Daireaux afirma que “la deuda de hambre se paga con comida. Cuando no como aparecen los famosos atracones”.

La comida es sumamente importante primero porque nos da energía para vivir y segundo porque nos une con las demás personas. Es importante disfrutar de las salidas con los seres queridos y seguir una alimentación saludable en el día a día pero sin dejar de comer” concluye.

Comentarios