13° C
Clear
Clear

ENTREVISTA EN RADIO MITRE MAR DEL PLATA

Afirman que el escenario electoral de 2019 seguirá “polarizado”

Así se desprende de los últimas encuestas realizadas por la reconocida consultora Julio Aurelio Aresco, que no pronosticó un ” “terreno fértil” para el crecimiento de una tercera fuerza política. “Macri y Cristina son dos polos opuestos que se atraen y repen permanentemente”, afirmaron.

Por Redaccion

sábado 3 de noviembre, 2018

La reconocida consultora Julio Aurelio Aresco vaticinó para este 2019 otro escenario electoral “polarizado” por Mauricio Macri y Cristina Kirchner y descartaron la posibilidad de que haya un “terreno fértil” para que logre imponerse una tercera fuerza política en los próximos comicios.

Julio Federico Aurelio, referente de la empresa nacional de consultoría, adelantó a Radio Mitre Mar del Plata que se puede vislumbrar que para el próximo año se producirá una “batalla de desgaste” entre el macrismo y el kirchnerismo para ver “quién de los dos llega más desgastado, sin poner foco en los méritos de quien gane en realidad”.

En declaraciones al programa Hoy Es Mejor, sostuvo que las últimas mediciones realizadas ratifican la continuidad de la “polarización” para las elecciones de octubre por la fuerte “solidez” que se observa en los nucleos de apoyo que han consolidado ambas fuerzas.

“Son distintos los factores que juegan a favor de cada uno, y a su vez se retroalimentan entre sí: una parte importante de los que hoy dicen que van a elegir a Macri es porque consideran que es la única herramienta para que no vuelva Cristina, y los que dicen que van a elegir a Cristina consideran que es la única que puede vencer a Macri. Son dos polos opuestos que se están atrayendo y repeliendo permanentemente“, detalló.

A modo de paradora, Aurelio reconoció que tanto el presidente como la actual senadora por Unidad Ciudadana son dos dirigentes que “tienen más imagen negativa que positiva” pero que sin embargo “tienen un nucleo duro de apoyo que se lleva casi toda la porción electoral y no le permite crecer a una tercera opción”. “Hoy no es fácil visualizar que haya una tercera opción con un terreno fértil para crecer porque la gente está teniendo más complejidades en lo económico”, aseguró.

Para el analista, la “lógica” determina el surgimiento inexorable de otra fuerza política, pero dijo que aún no es claro si este fenómeno se producirá antes o después del 2019. “La lógica lo marca porque el país no puede seguir siendo liderado por dos dirigentes que tienen un nivel de desgaste semejante”, argumentó.

A su vez, Aurelio confió que el mismo escenario de polarización se traduciría en el ámbito de la Provincia de Buenos Aires. “Ahí también hay características específicas: hay un conurbano que es una de las zonas más críticas para Cambiemos, y eso le puede generar una complejidad electoral a la coalición sobre todo en el cargo presidencial”, detalló.

“EL DESENCANTO DEL VOTANTE DE CAMBIEMOS NO LO CAPITALIZÓ NINGUNA FUERZA”

En su análisis sobre el impacto de la crisis económica, el referente de la consultora dijo que desde mayo hubo diversas variables que mantuvieron una “evolución negativa”. “Tres de cada cuatro argentinos te dicen que la situación económica está mal, dos de cada tres te dicen que ellos personalmente están peor o igual de mal que antes. Y las expectativas sobre lo que se viene también son más pesimistas que optimistas”, graficó.

“Hubo mucho malhumor económico en la clase media. Hay una parte que apoyó el Gobierno en las legislativas de 2017 que hoy tiene dudas y no dice si van a seguir votando a Cambiemos, pero por ahora tampoco se han ido a otras fuerzas políticas. Es importante destacar que el desencanto que hubo en el votante de Cambiemos no lo ha capitalizado otro candidato”, aseveró.

Sin embargo, Aurelio sí trazó una “relativa estabilidad” al puntualizar en las intenciones de voto del electorado o las valoraciones generales que se hacen en torno a los resultados de gestión del Gobierno. “Es cierto que la imagen personal del presidente Macri tuvo un deterioro adicional en los últimos tiempos, y se equilibró a la imagen de su gestión. La gestión en sí, sin embargo, mantiene un valor estable, por supuesto que con un saldo negativo que viene arrastrando del mal humor que generó toda la situación económica”, indicó.

“Nuestras ultimas mediciones, el 37 por ciento de los argentinos mantiene su confianza en el Gobierno y hay un 57 por ciento que lo valora negativamente”, detalló el analista de la consultoría Julio Aurelio Aresco.

 

 

 

Comentarios