13° C
Clear
Clear

Nafta: una petrolera bajó los precios para no quedar fuera de mercado

Después de que YPF subió la mitad que la competencia, empiezan los reajustes.

Por Redacción

sábado 10 de noviembre, 2018

Axion había sido la primera en aumentar los precios durante la última tanda de incrementos a principios de mes, con un alza de entre 4 y 7%, con el porcentaje mayor para el diésel. La siguió Shell, con un promedio de 4,8%. Pero cuando le tocó el turno a YPF el fin de semana pasado, sorprendió al mercado con una suba de 2,5%, la mitad que sus rivales.

Así, durante una semana, llegó a haber diferencias de hasta dos pesos entre los productos de una y otra petrolera, algo nunca visto, según cuentan en el sector. “Siempre suele haber diferencias de precios por marcas, pero una cosa son 40 o 60 centavos y otra 1,50 o 2 pesos, una brecha de la que no había registro al menos en los últimos años”, dicen en Cecha, la cámara que nuclea a las estaciones de servicio.

La brecha hace que los clientes que buscan precio se inclinen por la petrolera estatal, que ya tiene 57% del mercado. Entonces, había dos escenarios: que, ante un traslado de consumidores desde otras marcas, YPF no pudiese absorber más participación de mercado y aumentara sus precios o que el resto los bajara para no quedar tan desfasados y perder mercado.

Así, desde este sábado, Axion decidió bajar en la Ciudad de Buenos Aires el valor del diésel, que era lo que más había subido y ajustar selectivamente también a la baja los precios de naftas y gasoil en el interior, según la situación de cada localidad y la competencia. Por ejemplo, en CABA ajustaron un 2,14% el valor del diésel premium, de $ 42,07 a $ 41,17. En otras partes el porcentaje de descenso fue mayor.

El ajuste de precios de Axion se da en un contexto de baja de consumo. En septiembre, el último dato disponible, la caída fue de 6,6% interanual y en Cecha estiman que ese valor se repitió en octubre. El producto más golpeado es la nafta premium que en septiembre cayó 27%.

En el medio, además, el precio del petróleo y el dólar, dos de las variables que monitorean las petroleras, siguen cayendo. El valor del barril de Brent tocó el viernes su nivel mínimo en siete meses y cerró a US$ 70,14, mientras que el dólar mayorista -que cotizó a $ 35,40-, está a un paso de tocar la banda inferior establecida en el acuerdo con el FMI. De todos modos, las empresas dicen que todavía tienen un atraso de 9% con respecto a esos valores porque no pudieron aumentar en el año lo suficiente para compensar la devaluación del peso.

La de noviembre fue la 14 ajuste de precios en el año. Los combustibles, acumulan un alza de 65%, contra más de 100% que subió el dólar, según indicó Clarín.

Comentarios