Proponen modificar el horario de venta de alcohol en la Provincia

El proyecto pretende ampliar la franja horaria de expendio de bebidas alcohólicas de 8 a 23 entre diciembre y marzo, solo para las ciudades costeras y turísticas. Sería tratado en el Senado bonaerense antes de fin de año.

Por Redacción

domingo 11 de noviembre, 2018

Un proyecto que fue presentado en la Legislatura bonaerense propone ampliar la franja horaria de venta, expendio y suministro de bebidas alcohólicas en las ciudades costeras y turísticas de la Provincia de Buenos Aires durante el verano.

La propuesta modifica la limitación impuesta por la ley -prohíbe la venta entre las 21 y las 10- y prevé que, durante los meses de diciembre a marzo, esa franja horaria se reduzca de 23 a 8 en las ciudades balnearias que desarrollen actividades turísticas dentro de los partidos bonaerense de General Pueyrredon, Bahía Blanca, Coronel Rosales, Monte Hermoso, Dorrego, Tres Arroyos, San Cayetano, Necochea, Lobería, General Alvarado, Mar Chiquita, Villa Gesell, Pinamar y La Costa.

Los fundamentos de la presentación hacen hincapié en las particularidades de los hábitos que adoptan los turistas en la temporada de verano, que justifican un cambio en los límites horarios establecidos por la ley. “Ciudadanos y turistas disfrutan de las playas y demás atractivos públicos desde temprano horario y hasta avanzada ya la tarde noche, concurriendo a efectuar sus compras a los locales comerciales, o con anterioridad o con posterioridad al desarrollo de esas actividades”, expresó el impulsor del proyecto, el senador marplatense de Cambiemos Lucas Fiorini.

La ley 11.825, sancionada en el año 1996, estableció una limitación horaria para la venta de bebidas alcohólicas que fueran adquiridas para su consumo fuera del comercio de expendio, tomando como parámetros para la fijación del horario de veda, el promedio de cierre y de apertura de los locales comerciales habilitados para la venta de alcohol que va desde la 21 hasta las 10.

De avanzar el proyecto presentado en la Cámara alta bonaerense, “se posibilitaría el normal desarrollo de la actividad comercial, que no se vería así afectada por la ausencia de clientes durante los horarios de veda, sin que ello implique la promoción de un mayor consumo de bebidas alcohólicas”, concluyó Fiorini.

Comentarios