16° C
Overcast
Overcast

Tendencia: Actividad física en el trabajo

Con motivo al Día Mundial de la Obesidad explicamos las características de esta modalidad adoptada por muchos empleados con el fin de mejorar su calidad de vida.

Por Gimena Rubolino

lunes 12 de noviembre, 2018

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) al menos un 60% de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud. Esto se debe en parte a la insuficiente participación en la actividad física durante el tiempo de ocio y a un aumento de los comportamientos sedentarios durante las actividades laborales y domésticas. El aumento del uso de los medios de transporte “pasivos” también ha reducido la actividad física.

De acuerdo con la consultora Eventbrite existen efectos positivos en las relaciones intergrupales de quienes incorporan actividad física a las horas de trabajo.

Aficionados del fitness como Valentina Lequeux que tiene más de un millón de seguidores en Instagram ha dicho en varias oportunidades “que el ejercicio es parte de su rutina y si un día no tiene ganas simplemente lo practica igual porque la clave es esa, hacerlo como parte de la rutina diaria”.

Las complicaciones en el tráfico han provocado que muchos elijan desplazarse en bicicleta, o incluso ir corriendo, esto es posible en especial en aquellos ámbitos donde los empleados pueden ducharse al llegar a destino.

Sin embargo, existen algunas razones por las que algunas personas no pueden incorporar esta actividad a sus entornos laborales: los cambios en el clima, si hace mucho frío, compromisos personales, etc.

¿Cuáles son las ventajas de incorporar la actividad física al trabajo?

  • Permite ahorrar nafta. Es un incentivo para los que estén buscando preservar el dinero.
  • Hacer ejercicio. Resulta una buena forma de incorporar la actividad física como parte de la rutina diaria.
  • Disponer de tiempo libre. Al incorporar la cuota de ejercicio diario a la rutina laboral, se puede disponer de mayor tiempo libre al salir del trabajo.
  • Contribuir al medio ambiente. Utilizar la bicicleta como medio de transporte o ir corriendo al trabajo genera un impacto positivo en el medio ambiente.
  • Mayor felicidad. Luego del ejercicio experimentamos una sensación de felicidad a causa de múltiples hormonas que se activan y son responsables de una sensación de bienestar y calma.
  • Mejora el humor. Se ahorra tiempo y pasar por malos momentos al no encontrar estacionamiento o lidiar con bocinazos en el trayecto.

La OMS afirma que  la obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial, y cada año mueren, como mínimo, 2,8 millones de personas a causa de la obesidad o sobrepeso.

Aunque anteriormente se consideraba un problema confinado a los países de altos ingresos, en la actualidad la obesidad también es prevalente en los países de ingresos bajos y medianos.

Además, define la actividad física como cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos, con el consiguiente consumo de energía. Ello incluye las actividades realizadas al trabajar, jugar y viajar, las tareas domésticas y las actividades recreativas. Y recomienda “practicar al menos 150 minutos semanales de actividad física moderada, o al menos 75 minutos semanales de actividad física intensa, o una combinación equivalente entre actividad moderada e intensa”.

 

Comentarios