Cayó banda colombiana por extorsionar clientes de préstamos usurarios

Fue tras múltiples allanamientos que llevó adelante la Policía Federal en Mar del Plata, Batán y Bahía Blanca. Hay siete detenidos. Se los acusa de lavar dinero del narcotráfico y captar “soldados” para el tráfico de droga.

Por Redacción

jueves 22 de noviembre, 2018

Siete personas de nacionalidad colombiana fueron detenidas en las últimas horas por agentes de la Policía Federal, después de múltiples allanamientos que se coordinaron en Mar del Plata, Batán y Bahía Blanca, en el marco de una investigación que buscó desbaratar una banda que extorsionaba a clientes de préstamos usurarios.

La detención de los sospechosos se materializó a partir de la operación conocida como “Cafetera Financiera”, que consistió en una tarea de inteligencia que llevó a los investigadores a conocer cada una de las instancias del entramado delictivo.

Según reconstruyeron fuentes oficiales, los imputados habían montado un comercio para la venta de muebles de muy baja calidad, con el pretexto de ofrecer préstamos con tasas de interés usurarias a personas vulnerables sin acceso al crédito. Era entonces cuando se ponía en marcha la metodología del “gota a gota”: se exigía a los damnificados el pago diario y, al no poder afrontarlo, eran extorsionados y despojados de sus viviendas, vehículos y pertenencias.

En el marco de la labor investigativa, los agentes sumaron elementos que probaban los contratos clandestinos, a través de seguimientos y escuchas telefónicas sobre los miembros de la organización trasnacional.

Así fue como identificaron los distintos roles y las jerarquías dentro de la banda. Los dos cabecillas eran Uver L., quien oficiaba como el articulador de los “soldados cobradores”, y Jair, el jefe que dirigía desde su vivienda en la ciudad de Bahía Blanca. Ambos eran de nacionalidad colombiana, como todas las otras piezas que fueron reconocidas por los efectivos durante la pesquisa.

Frente a ello, el Juzgado Federal N° 1 de Mar del Plata, a cargo de Santiago Inchausti, que tramita la causa a través de la Secretaría de Federico Hooft, libró nueve órdenes de allanamiento en la ciudad balnearia, Bahía Blanca y Batán. El resultado terminó con la detención de los siete integrantes de la red criminal, además de la incautación de vehículos, teléfonos celulares, armas de fuego, dinero en efectivo (dólares y pesos argentinos y colombianos), equipos electrónicos y documentación de interés para la causa (facturas, comprobantes, recibos, folletos, pagarés y cuadernos), según detallaron desde la fuerza.

Comentarios