En la boca del lobo

Gimnasia hizo un planteo que precisó sacrificio y carácter. De esa forma, eliminó a River en Mar del Plata y es finalista de la Copa Argentina. Apostillas de una noche que, a pesar de los intentos del millonario, terminó en festejo “tripero”.

Por Redacción

jueves 29 de noviembre, 2018

Letal: Si algo tuvo Gimnasia en esta Copa Argentina fue la capacidad de convertir goles importantes y ser certero en los penales. Cada vez que River se puso en ventaja, logró empatarlo. Antes de la definición desde los doce pasos, la arenga de Pedro Troglio incentivó aún más a un equipo que venía con hambre de ganar. Los penales se patearon frente a la boca del lobo, ante una hinchada de Gimnasia que no paró de cantar durante todo el encuentro.

Luces: La salida de los equipos fue un show aparte. Diez pequeños fuegos artificiales salieron del piso para formar un pasillo por el que avanzaron los equipos, ambas parcialidades sacaron bengalas con sus respectivos colores y luego se dio inicio a un show de fuegos artificiales que iluminaron el cielo. El humo fue un partícipe más de la noche.

Boca presente: Desde muy temprano en la previa, los hinchas de River cantaron en contra de su clásico rival haciendo alusión a la suspensión de la Superfinal de la Copa Libertadores. “El que no salta, abandonó” fue un “hit” durante la noche marplatense. Luego, alentaron, en el siguiente orden, a los jugadores Pity Martínez, “que loco que está”, Ponzio, Joni (Maidana), Armani, Muñeco (Gallardo).

Marplatenses: Hubo presencia de futbolistas de la ciudad en el campo de juego. Ezequiel Bonifacio, surgido de Cadetes de San Martín, fue titular en el conjunto de La Plata. En tanto, Lucas Martínez Quarta, formado en Kimberley, estuvo en el banco de suplentes de River Plate, así como Facundo Oreja, en el conjunto platense. Santiago Rosales, también con origen en Cadetes, forma parte del plantel del “Lobo”, pero no ocupó un lugar ni en el banco de suplentes.

Motivación: En el vestuario de Gimnasia y Esgrima La Plata se formó la frase “Juntos Hagamos Historia”, haciendo referencia a la posibilidad del equipo de conseguir un título profesional por primera vez para el club (sin contar la “Copa Centenario”).

Seguridad: 830 efectivos (gendarmería y policía) custodiaron este encuentro para evitar cualquier inconveniente. Además, hubo operativos en la previa y en la ruta. El club platense debió poner a disposición la totalidad de agrupaciones y filiales que sacarán micros, ómnibus y combis para su acompañamiento para evitar cruces con la parcialidad millonaria. En el estadio, estuvieron presentes miembros de Tribuna Segura y efectivos que disponga Aprevide.

Secuestros: Las fuerzas policiales realizaron controles en los micros que traían a fanáticos de River a Mar del Plata. Tras algunas requisas, secuestraron bebidas alcohólicas, marihuana y cocaína.

Gran recibimiento: Las puertas del hotel Costa Galana se atiborraron de hinchas de River Plate en la noche de este martes. Los hinchas recibieron al plantel con cantos y bengalas en muestra de apoyo.


Fútbol y playa: Desde temprano, se pudo ver por la ciudad paseando a muchos hinchas con indumentaria de cada uno de los dos equipos, recorriendo la costa marplatense en la previa del partido.

El clásico que no fue: Gimnasia derrotó en los cuartos de final a Boca con un gol sobre el final de Hurtado. De haber sido triunfo del equipo de Barros Schellotto, estaríamos hablando de un nuevo superclásico en el medio del escándalo. La pregunta es si se habría jugado… Lo más probable es que no, pero la buena labor del conjunto platense descartó la posibilidad de lleno.

Entradas afuera: Por disposición de la seguridad, no se comercializaron entradas en puntos de venta de la ciudad ni en el estadio. Las mismas sólo podían ser adquiridas a través de internet y sí retiradas en Mar del Plata.

Bicampeón invicto: Antes de esta semifinal, River acumulaba 16 partidos con triunfos consecutivos en la Copa Argentina, lo que incluye la consagración en dos de ellos. En esta edición, superó a Central Norte de Salta, Villa Dálmine, Platense y Sarmiento de Resistencia, en los que convirtió 15 goles.

Olfato goleador: Gimnasia, por su parte, repitió la participación en la instancia de semifinal luego de la edición 2015/16, en la que había sido eliminado por el propio River. En esta edición, Hurtado fue clave para empatar contra Central Córdoba de Santiago del Estero, que luego eliminaron por penales, y por marcar el tanto para derrotar a Boca. Previamente, el “Lobo” dejó afuera a Sportivo Belgrano y Olimpo. El equipo sólo marcó 4 goles, pero de mucha importancia.

Comentarios