Peñarol gritó campeón de Primera Femenino

El “Milrayita” superó a Rivadavia de Necochea por 54-40 como visitante y se consagró en el torneo organizado por la Asociación Marplatense de Básquetbol (AMB).

Por Redacción

miércoles 12 de diciembre, 2018

Peñarol superó a Rivadavia de Necochea por 54-40 como visitante y se coronó campeón del Torneo Oficial de Primera División Femenino organizado por la Asociación Marplatense de Básquetbol, repitiendo el logro obtenido en la primera mitad del año.

El equipo orientado por Belén Villafañe que viajó a la ciudad vecina estuvo conformado por Celeste Selent, Tamara Dell Olio, Camila Soria, Belén Concolino, Valeria de Cabo, Sol Weiske, Victoria Castorina, Valentina Schulze, Malena Silberman, Rocío Bulzomi, Macarena Iacobini y Luana Lozano. Todas las jugadoras tuvieron sus minutos en cancha.

En el primer cuarto, Peñarol empezó enchufado y se alejó 8-0 en casi cinco minutos. Lo mejor del equipo visitante pasó por su costado defensivo, donde no dejó jugar cómodo al rival. Con buenas gestiones en su canasto y los ataques rápidos, y Valeria de Cabo como estandarte, se escapó 9-1 y el entrenador de Rivadavia, Alberto Pastrello, pidió “tiempo muerto”.

Rivadavia mejoró al volver, encontró mayor fluidez ofensiva y anotó con más facilidad para arrimarse primero 9-4 con un triple de Fabrina Labarthe y luego 12-7. Allí Peñarol comenzó a alimentar a Tamara Dell Olio en el poste bajo y obtuvo réditos. También se sumó Celeste Selent en la zona interior y las “Milrayitas” cerraron arriba por 10 (20-10).

En el segundo cuarto, el inicio fue plagado de errores y prevalecieron las defensas. Cuando habían pasado cinco minutos, Rivadavia ganaba el parcial 2-0 pero las visitantes estaban arriba 20-12. Las necochenses llegaron a ponerse a siete (22-15), aunque Peñarol contestó con un 8-0 aliviador de la mano de Selent. La chicharra sonó con las “Milrayitas” arriba 30-20 porque Rivadavia encontró un triple en la última mediante Delfina Brost.

En el inicio del tercero, Rivadavia se puso a ocho (30-22), pero rápidamente Peñarol pudo despegarse 37-23 volviendo a utilizar sus armas. De todas maneras, el elenco necochense mejoró en la parte final y metió un 6-0 para obligar a Belén Villafañe a pedir “tiempo muerto” con el marcador favorable pero 37-29. El final encontró a las visitantes arriba por 10 (39-29). Si bien las “Milrayitas” dominaron, cometieron algunos errores que le dieron esperanzas a su rival.

En el último, Rivadavia intentó una última reacción de la mano de Brost y Labarthe, para lograr situarse a 9 (49-40), pero Peñarol tuvo más alternativas para poder sortear la resistencia del rival. Con de Cabo controlada, contó con el goleo de Selent y los puntos de Macarena Iacobini. Por eso siempre mantuvo distancias alrededor de los 10 puntos. Y por eso pudo llegar en calma al final del partido para volver a gritar campeón.

Comentarios