12° C
Clear
Clear

La Iglesia quiere evaluar a los curas para evitar abusos

También se recomendó “prestar atención” a quienes colaboren con religiosos en instituciones educativas, pastorales y sociales.

Por Redacción

sábado 15 de diciembre, 2018

Las órdenes religiosas españolas plantearon incluir una evaluación psicológica en la selección de candidatos a sacerdote y religioso, ante la “gravedad” de los abusos a menores, según se desprende de un comunicado emitido hoy por la Conferencia Española de Religiosos (Confer) que las agrupa.

Esa fue una de las medidas planteadas durante una reciente reunión de Confer que abordó un asunto que supone “una mancha global para la Iglesia”.

Se trata del primero de diversos encuentros que tienen como objetivo acabar con ese tipo de delitos en el seno del clero, informó el comunicado, según consignó Efe.

La principal medida surgida de la reunión es la de incluir una evaluación psicológica, espiritual y apostólica tanto en la selección de candidatos a la vida religiosa y al sacerdocio como en su formación posterior.

“Es necesario reconocer ante Dios y ante la sociedad la gravedad y la culpabilidad de las actuaciones cometidas contra niños indefensos y el tratamiento de ocultación que se les ha dado”, destacó la institución.

Además se recomendó “prestar atención” a quienes colaboren con religiosos en instituciones educativas, pastorales y sociales.

Asimismo, los superiores de las órdenes religiosas convinieron exigir una “madurez afectiva” a quienes opten por el celibato para ser ordenados presbíteros y debatieron “aspectos relativos a la comunicación en situaciones de crisis”.

“Volvemos a manifestar nuestro compromiso ante la sociedad y la Iglesia en la búsqueda de la verdad, la transparencia de los comportamientos y actitudes, la colaboración con la Justicia y el apoyo a las víctimas, convencidos de que este es el camino”, señaló el texto, que accedió Télam.

La Confer reconoce que los delitos contra menores son “hechos doblemente graves: ante las leyes civiles y la sociedad, pero aún más ante la Iglesia”.

En noviembre la Conferencia Episcopal Española (CEE) admitió el “silencio cómplice” que la Iglesia católica mantuvo durante años ante los casos de pederastia en su seno, enmarcados en un contexto de “inacción de toda la sociedad española”.

La reunión de la Confer coincide con la investigación abierta por la compañía religiosa de los Jesuitas en Cataluña por los posibles abusos cometidos en sus colegios desde los años 60.

Comentarios