Tragedia en Mogotes: murieron madre e hija al caer un balcón

Fue este sábado a la tarde al ser aplastadas por los escombros tras la caída de los balcones de una edificación en la esquina de Puán y Acevedo. Bomberos y policías ya rescataron los cuerpos de las víctimas, de 35 y 3 años, y oriundas de Mar del Plata.

Por Redacción

sábado 29 de diciembre, 2018

Los balcones de un edificio del barrio de Punta Mogotes se derrumbaron este sábado a la tarde y los escombros aplastaron a una mujer de 35 años y su pequeña hija de 3 que pasaban justo por debajo de la edificación y que perdieron la vida en el acto.

La tragedia fue en la esquina de Puán y Acevedo, a pasos de una conocida heladería. El padre y esposo de las víctimas caminaba junto a ellas y salió ileso, aunque está en estado de shock. La familia es oriunda de Mar del Plata, según confirmaron fuentes oficiales a El Marplatense.

La policía científica está haciendo las tareas correspondientes para determinar las causas que ocasionaron el derrumbe. Una vez finalizadas estas pericias, los bomberos esperaron la orden del fiscal de turno para retirar los cuerpos del lugar y realizar el vallado de la zona.

Defensa Civil también se hizo presente para organizar el operativo de remoción de escombros, luego de que los bomberos hayan terminado con su labor. Además, Camuzzi Gas Pampeana ya retiró los medidores del edificio y cortó el suministro preventivamente, y EDEA hizo lo propio con la energía eléctrica.

El primer derrumbe se habría producido en el paredón que rodea la terraza del edificio y que, en su caída, arrastró a todos los balcones del segundo y primer piso. Personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) lleva adelante un corte de tránsito en la zona para que los efectivos afectados a las tareas de rescate y prevención puedan trabajar con tranquilidad.

El edificio, de apenas dos pisos, está en una zona muy transitada del barrio, a apenas una cuadra de la costa y del icónico “Pato de Punta Mogotes”. En la planta baja, hay diferentes locales comerciales, entre ellos una heladería con varias mesas en la vereda que también fueron alcanzadas por los escombros. Afortunadamente, al momento del derrumbe, estaban vacías.

Comentarios