Con fuerte presencia militar, Bolsonaro toma la presidencia de Brasil

Desde las 14 está previsto que se desarrolle en Brasilia el acto que dará la asunción formal al dirigente de la ultraderecha para ponerse al frente de los destinos del país carioca. Entre policía y Fuerzas Armadas, hay 12 mil uniformados que custodiarán cada uno de los lugares.

Por Redacción

martes 1 de enero, 2019

Brasil estrena año con nuevo presidente y un cambio histórico en la línea ideológica de la primera institución del país: Jair Messias Bolsonaro, militar en la reserva, será investido este martes en un acto que comenzará a las 14.00, con el desfile del cortejo presidencial hacia la Catedral Metropolitana de Brasilia.

Desde ese lugar, el dirigente de la ultra derecha tiene previsto dirigirse al Congreso Nacional. En la Cámara de los Diputados, el nuevo mandatario prestará juramento junto al vicepresidente, Hamilton Mourão, según consignó El País de España.

Comienza así un nuevo mandato en el país más habitado y la mayor economía de Latinoamérica marcado por una agenda con medidas de extrema derecha tras 13 años de gobiernos de centroizquierda y dos de transición de Michel Temer.

Bolsonaro fue elegido el 28 de octubre en segunda vuelta por 58 millones de brasileños (el 55%) y llega al poder con un 75% de aprobación de sus medidas, según una encuesta del instituto Ibope. El flamante presidente ha optado por una presencia de militares para su Ejecutivo: de sus 22 ministros, siete o bien son exmilitares o tuvieron formación en el Ejército.

Con un desempleo del 11,6%, Brasil aún se recupera de dos años de recesión y un crecimiento del PIB en 2018 de poco más del 1,3%. “El pueblo me eligió porque quiere menos Estado y más mercado”, ha repetido Bolsonaro como mantra.

Además de la investidura de Bolsonaro y su vicepresidente, hoy también toman posesión los gobernadores de los 26 estados y del Distrito Federal. Entre las ausencias confirmadas al acto de asunción, figuran los expresidentes al acto de asunción Fernando Henrique Cardoso (del PSDB) y Dilma Rousseff.

Se han tomado medidas de seguridad “inéditas” para proteger al presidente. Según publicó Clarín, entre policías e integrantes de las Fuerzas Armadas, ascienden a 12 mil los uniformados que estarán en cada uno de los sectores por donde circulará el mandatario en Brasilia.


 

Comentarios