Macri: “No entiendo las críticas de que me tomé vacaciones”

El Presidente brindó una entrevista a una radio local mientras descansa con su familia en Villa La Angostura. “Uno tiene que tener un espacio de tranquilidad y reflexión para recuperar energías”, agregó. Anticipó que en 2019 “todo va a costar”, pero que la Argentina empezará a “crecer lentamente”.

Por Redacción

viernes 4 de enero, 2019

El Presidente Mauricio Macri admitió que 2018 fue “muy duro”, producto de la sequía, la guerra comercial que comenzó el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump , y por la herencia de los últimos 70 años, pero especialmente por el deterioro en que dejó al país el kirchnerismo.

“No entiendo las críticas de que me tomé vacaciones. Uno tiene que tener un espacio de tranquilidad y reflexión para recuperar energías”, fue otra de las polémicas frases que lanzó Macri en una entrevista que brindó a Radio LU5 de la ciudad de Neuquén, cercana a Villa La Angostura, donde pasa unos días de descanso junto a su esposa y su hija Antonia.

Sin embargo, Macri aclaró que “estando acá, trabajo”. “No me puedo desenchufar, estamos todo el día conectados“, dijo. Al igual que este viernes en Bariloche, Macri volvió a apuntar contra el gobierno de la ex presidenta Cristina Kirchner y dejó expuesto que la polarización con el kirchnernismo será principal foco de atención del próximo duelo electoral.

Heredamos un país con una economía muy desequilibrada, sin energía y gastando más de lo que tiene y venimos bajando eso”, explicó el Presidente. En ese juego de diferenciación con “el pasado”, el jefe del Estado habló de la “transparencia como un valor”, marcando un contraste de lo que ocurrió durante los dos mandatos de Cristina Kirchner , quien se perfila como la “inevitable” rival en los próximos comicios.

El Presidente también anticipó que en este año “todo va a costar”, pero que la Argentina empezará a “crecer lentamente”. Además de criticar nuevamente al kirchnerismo, Macri confirmó el rumbo económico de su gestión y ratificó que buscará la reelección en octubre, según La Nación.

Veníamos bien, veníamos creciendo hasta abril y nos fuimos de vuelta para atrás”, contestó el Presidente sobre la actualidad económica. Las razones, según el mandatario, fueron dos: la sequía, la “peor en 50 años”, y la batalla comercial entre Estados Unidos y China, que “cortó el crédito y desfinanció a los mercados emergentes, entre los que está la Argentina”.

En la misma línea, agregó: “Fue un año muy duro el que vivimos, muy duro. Con las tormentas, como las llamé, que vinieron una tras otra, no paraban más. Pero a la vez, tal vez, haya sido uno de los años en los que más crecimos porque aprendimos y entendimos que 70 de fiesta, sobre todo en los últimos 15 años, no se sale en tres años“.

Se está acabando la impunidad. Todos tienen que rendir cuentas. Los políticos, los empresarios, los sindicalistas, los periodistas, hasta la familia del Presidente, todos debemos rendir cuentas. Es un valor que logramos en estos tres años“, resaltó Macri.

Comentarios