Se aprobó la ordenanza que prevé multas desde $150 mil para los Uber

Casi por unanimidad, los concejales votaron este jueves a favor de endurecer las sanciones contra tipo de transporte ilegal en la ciudad, en respuesta al reciente desembarco de la aplicación en Mar del Plata.

Por Redacción

jueves 24 de enero, 2019

El Concejo Deliberante del Partido de General Pueyrredon aprobó este jueves por la tarde una ordenanza que endurece las sanciones contra todos aquellos que ejerzan el transporte ilegal en la ciudad, ante el malestar que causó entre taxistas y remiseros el reciente desembarco de la aplicación Uber en Mar del Plata.

El proyecto fue aprobado con 21 votos favorables, la abstención del concejal Guillermo Volponi y el voto negativo de la edil Angélica González. En tanto que Alejandro Carrancio estuvo ausente durante el debate, que se dio en el marco de una contundente movilización de taxistas, remiseros y choferes de autos rurales que, desde el mediodía, se apostaron sobre la avenida Luro, interrumpiendo el tránsito.

La ordenanza, impulsada por el Intendente Carlos Arroyo, establece cuantiosas multas ante "la sola prestación del servicio de transporte de personas con vehículo sin habilitación municipal" que irán desde los 10 hasta los 50 sueldos mínimos del personal municipal, lo que representa montos entre los $154200 hasta $771000. 

Además, estable el inmediato secuestro del vehículo y la inhabilitación por 180 días hábiles para conducir automotores. En caso de reincidir, las multas e inhabilitaciones se endurecerán aún más, llegando hasta cifras que rozan el millón de pesos y a 360 días la prohibición de manejar.

Las sanciones afectarán tanto a los conductores como a los titulares de los transportes ilegales que sean detectados. La ordenanza también establece, específicamente, que los contratos acordados entre un usuario del servicio ilegal de transporte y transportista mediante una plataforma o aplicación digital también serán ilegales.

Para quienes ofrezcan o publiciten estos medios de transporte que no cuenten con habilitación municipal -como el caso de las empresas Uber y Cabify- se prevén multas aún más importantes: llegan hasta los 80 sueldos básicos, es decir, un millón doscientos mil pesos.

Los taxistas y remiseros que se apostaban en la puerta del Palacio Municipal, felicitaron a Arroyo, lo palmearon y hasta lo aplaudieron, mientras cantaban en contra del diputado Guillermo Castello, quien siempre se mostró favorable al arribo de este tipo de aplicaciones a la ciudad. "Estoy feliz, este es un triunfo de Mar del Plata", aseguró Arroyo en un breve contacto que mantuvo con la prensa en la vereda.

Poco a poco los transportistas comenzaron a retirarse de la avenida Luro, por lo que el tránsito quedarán normalizado en la zona a la brevedad. 

Comentarios