Se triplicó la cantidad de llamadas al 107 por las altas temperaturas

Así lo indicó el secretario de Salud del Municipio, Gustavo Blanco, en relación a las comunicaciones con el número de emergencias médicas. Cuadros de deshidratación fueron los más comunes en el día más caluroso del año.

Por Redacción

lunes 28 de enero, 2019

El día más caluroso del año en Mar del Plata trajo muchas complicaciones en la salud de marplatenses y turistas al punto que se triplicaron la cantidad de llamadas al número 107, de emergencias médicas, por cuadros provocados por las altas temperaturas.

"Hoy se triplicó la cantidad de salidas del 107, principalmente de los balnearios. Solo en 1 balneario hubo 4 traslados del SAME de gente con deshidratación. Fuimos priorizando los cuadros que son código rojo. Llegan días como los de hoy, y no damos abasto. Hoy fue una jornada agobiante, mucha gente con deshidratación", explicó Gustavo Blanco, secretario de Salud del Municipio, en diálogo con Antes que sea tarde, por Radio Mitre Mar del Plata.

En este marco, el funcionario indicó que si existe "un cuadro compatible con una insolación (dolor de cabeza excesivo, vómitos o sensación de desmayo)" la persona debe concurrir "a algún centro de salud o llamen a las ambulancias".

"Pido a la gente mayor de edad, con problemas cardíacos, que toma diuréticos, que en días como los de hoy se hidrate muy bien, que esté en la sombra; que si va a la playa, se meta al agua, por lo menos, una vez por hora para refrescarse. Que las mamás le presten mucha atención a los bebés, que los hidraten, porque los bebes y los adultos mayores pierden la capacidad de hidratarse, no tienen sed y entonces no piden agua", detalló Blanco.

Asimismo, el responsable de la cartera local de Salud dijo que en días como hoy no es bueno hacer ejercicio ni estar al rayo del sol y lo importante pasa por hidratarse. En la misma sintonía se mostró Miguel José, jefe de guardia del Hospital Materno Infantil, quien destacó que las principales enfermedades relacionadas con el calor son: calambres y agotamiento (mucha sed, transpiración, laxitud, desgano, baja de presión arterial).

"A la guardia pueden venir, fundamentalmente esta noche, chicos con vómitos, cefalea, que permanecieron mucho tiempo al sol. El balance entre recibir la temperatura y el cuerpo nuestro de regularla, es muy fino. A veces en los chicos uno no se da cuenta y reciben un exceso de temperatura que al final no tiene la capacidad a veces de transpirar, por ejemplo. Hay que cuidarlos, fundamentalmente con los lactantes", explicó Miguel José.

 

Comentarios