21° C
Mostly Cloudy
Mostly Cloudy

Entrenamiento: ¿Cantidad o Constancia?

A la hora de ejercitar el cuerpo es importante prestar atención a estos dos conceptos. ¿Cuál de estos dos factores tiene más relevancia?

Por Gimena Rubolino

martes 29 de enero, 2019

Lograr un cuerpo definido y con bajo porcentaje graso no se consigue de un día para el otro. Al momento de entrenar se presentan dos variables: la cantidad y la constancia.

Con la cantidad nos referimos al tiempo que invertimos al ejercicio. Algunas personas se vuelven muy aficionadas y llegan a entrenar todos los días e incluso varias horas creyendo que de esta forma obtendrán mejores resultados.

Sin embargo, especialistas en fitness advierten que es conveniente dejar descansar al músculo trabajado al menos 48 horas para que pueda regenerarse. En esta etapa, cobran protagonismo llevar una alimentación adecuada y dormir al menos ocho horas diarias.

Con respecto a la constancia, podría decirse que es más importante que la cantidad.

La constancia se refiere a sostener la actividad física a lo largo del tiempo y justamente porque los resultados tardan en llevar la clave para cumplir los objetivos es tener paciencia y dedicación.

Lo ideal es empezar un plan de tres veces por semana que incluya entrenamiento de fuerza, aeróbico y alimentación saludable. La exigencia puede ir aumentándose de a poco: mayor peso en los ejercicios, o con mayor dificultad, por ejemplo. O más intensidad en el  trabajo aeróbico pero no debería ponerse el foco en la cantidad  dado que no es lo más importante a la hora de obtener mejores resultados.

5 errores comunes al momento de entrenar:

  1. Beber grandes tragos de agua. Es importante tomar líquido antes, durante y después de la actividad física pero hay que hacerlo en pequeños sorbos y no en abundantes cantidades.
  2. Repetir siempre la misma rutina de entrenamiento. Si hacemos los mismos ejercicios nuestro cuerpo se acostumbra y puede que no veamos resultados.
  3. Entrenar sin calentar antes. Esto evita lesiones. El cuerpo necesita prepararse y adaptarse al entrenamiento que vendrá después.
  4. Descansar mucho entre series. Lo recomendable es descansar entre treinta segundos y un minuto y medio entre serie y serie.
  5. Entrenar con dolor o molestias. Esto puede generar lesiones por lo que es fundamental consultar con un especialista ante un dolor persistente.

 

 

 

Comentarios