Adelgazar con viandas

Ofrecen menús nutritivos y alternativos, en su mayoría saludables. Si bién es una buena opción para bajar de peso no es el único camino. La palabra de los especialistas.

Por Gimena Rubolino

jueves 31 de enero, 2019

El negocio de las viandas llegó para quedarse. Son muchos los comercios que las ofrecen en packs y menús alternativos: celíacos, descenso de peso, proteicos, etc.

Ahora bien, a la hora de adelgazar ofrece algunas ventajas y desventajas.

La ventaja es que permite controlar la porción. Normalmente son porciones justas y equilibradas, bajas en calorías por lo que dentro de un régimen de descenso de peso tenemos la ventaja de saber qué estamos comiendo y si respetamos la porción puede ser una aliada a la hora de adelgazar.

Como desventaja, es el dinero: no es más barato comprar viandas que preparar la comida casera. Y también, estamos evadiendo la responsabilidad de comer en forma moderada sirviéndonos libremente la porción adecuada.

Equilibrio, moderación y flexibilidad

Especialistas en nutrición afirman que “lo más importante es controlar el tamaño de las porciones y sus combinaciones”.

"Soy un convencido de que eliminar determinados alimentos de nuestra dieta es contraproducente. Es muy frustrante tener que reprimir las ganas de consumir un yogur, una tostada o un plato de fideos y, además, innecesario porque son productos que tenemos totalmente incorporados a nuestro menú diario. Todos estos alimentos pueden ser ingeridos en su justa medida, claro, controlando las cantidades y combinándolos correctamente. Por ejemplo, los granos integrales disminuyen las posibilidades de tener diabetes y enfermedades coronarias y los lácteos son muy nutritivos: tienen vitaminas, proteínas de muy buena calidad y también hidratos de carbono. Además, se ha comprobado que el consumo de lácteos mejora el sistema cognitivo y evita la posibilidad de accidentes cerebrovasculares e infartos", explica el doctor Alberto Cormillot.

Por su parte, la licenciada Estefanía Beltrami autora del libro “Basta De Dietas” sostiene que “tenemos que aprender a comer y a saber darnos los gustos en forma moderada. La alimentación tiene que ser la mayor parte del tiempo saludable pero es no quiere decir que no podamos comer algo rico en algunas comidas”.

La única forma de obtener resultados es elegir alimentos saludables y respetar las cantidades. Si yo elijo un desayuno saludable pero muy abundante no voy a bajar de peso” agrega.

Las viandas son un buen recurso a la hora de controlar las porciones pero tenemos que aprender a comer. A tener autocontrol y poder ir a un festejo y no tener que comerme todo para después volver a la dieta. Eso no se consigue de un día para el otro requiere un recorrido que puede ser viable de la mano de un buen profesional de la nutrición.

Lo mismo ocurre con la musculación. La licenciada Beltrami agrega que para ganar masa muscular y bajar porcentaje graso también tenemos que aprender a comer en la justa medida: “es muy importante encontrar el punto justo, comiendo ni de más ni de menos para no ganar mucha grasa ni perder mucho músculo en el proceso” concluye.

 

 

Comentarios