Quilmes no levanta cabeza

El “Tricolor” cayó por 88 a 74 y profundizó su mal momento en la Liga Nacional de Básquet.

Por Redacción

miércoles 6 de febrero, 2019

Quilmes cayó por 88 a 74 con Hispano Americano en Río Gallegos y continúa en la parte baja de la tabla de posiciones de la Liga Nacional de Básquet. Con esta derrota, cerro su gira sin victorias.

No fue tan cómoda la victoria para los Celestes de Santa Cruz, todo se resolvió en el último cuarto cuando apareció en su plenitud Devon Scott en la pintura, la precisión de Patricio Tabarez y la velocidad en la conducción de Diego García, hizo que Hispano se acomodara en el tablero, ajustara la ventaja para cerrar un partido que hasta el tercer cuarto se mantuvo parejo.

Una primera mitad sin superioridad entre Hispano y Quilmes, fueron al descanso largo 42 a 41 a favor de la visita; no estuvo fino en la ofensiva los Celestes a pesar de un arranque prometedor con Dominique Morrison encabezando la lista de encestadores seguido por casi todos los que tuvieron minutos en cancha; por su parte en Quilmes fue todo de Essengue en el primer parcial.

Para el segundo cuarto la visita sumó con Bolivar, Morales y Ortiz. Hispano tuvo un bajo goleo en relación a las variantes ofensivas que generó. En el cierre de la primera mitad, duelo de triples entre García, Ramos y Hure para los patagónicos contra De La Fuente y Morales para los marplatenses.

En Hispano se lo notó incómodo a Devon Scott en la pintura, con algunas imprecisiones, eso contagió al equipo para que no pudo tomar distancia en el tanteador; Quilmes fue práctico, supo capitalizar las opciones que tuvo y sumó lo necesario para ir al descanso por la mínima.

Fue en el tercer parcial que emergió el conjunto local gracias a la agilidad de Justin Hurtt, Hispano fue agresivo en la defensa, y las pelotas que antes no entraban empezaron a encontrar el aro muy esquivo en la primera parte. Quilmes no pudo respaldar las anotaciones de Essengue en el comienzo del partido e Hispano encontró su juego, se armó en confianza y sacó la ventaja necesaria para que Morrison se pusiera en jarra la naranja para esperar el sonido de la chicharra para decretar una nueva victoria de Hispano en casa

 

Comentarios