Progresar: “Si no se revé esta decisión, volveremos a la calle”

Lo expresaron desde la Federación Universitaria Marplatense (FUM), después de que el Gobierno resolviera no actualizar los montos de las becas que se brindan para asistir a estudiantes universitarios y de otros niveles. “Es un retroceso. Se quiere desarticular y desarmar la educación pública”, cuestionaron.

Por Redacción

miércoles 20 de febrero, 2019

Desde la Federación Universitaria Marplatense (FUM) amenazaron con llevar adelante una movilización ante la postura que definió el Gobierno de no actualizar los montos de las becas Progresar, la asignación que contempla el Estado para estudiantes que cursen niveles de educación superior o que quieran terminar las instancias de formación obligatoria.

Jazmín Gallardo, la titular de la FUM, reconoció que la decisión de la administración de Mauricio Macri no le “sorprende” porque consideró que va en la misma tónica que las medidas que se tomaron a lo largo del 2018 con respecto a la situación de la educación pública.

“Esto no sólo no fomenta la educación, sino que va en su detrimento: la quiere desarticular, desarmar y así se quiere fomentar la educación privada“, analizó la dirigente estudiantil, al ser consultada por El Marplatense.

La máxima referente que tiene la organización insistió que la resolución del Gobierno es “muy negativa para los estudiantes pero también para los que quieren ingresar a la educación pública de nivel superior”. “Va en contra de la realidad que estamos viviendo y que la vemos todos hoy en día”, sostuvo.

Además de los elevados índices inflacionarios que se arrastran desde el año pasado, Gallardo también recordó que otro impacto negativo para el bolsillo de los estudiantes está ligado con la falta del boleto universitario.  “Todo esto implica un retroceso”, aseveró.

Ante ello, la titular de la Federación Universitaria Marplatense mostró su expectativa de que la administración nacional de marcha atrás con esta medida y anticipó que, en caso contrario, habrá protestas para visibilizar el malestar.

Si esta decisión no se revee, nos encontraremos nuevamente en la calle para exigir y reclamar sobre nuestro derecho a la educación pública. Esperamos que haya otra decisión porque no tenemos una visión positiva sobre la realidad económica de este 2019″, concluyó.

De acuerdo a lo que dio a conocer el Gobierno la semana pasada, los montos mensuales que pagará el Estado a los beneficiarios serán lo que rigen desde febrero de 2018 e irán de los $1250 a los $4900 mensuales, para aquellos que estén por finalizar carreras consideradas “estratégicas”.

El Gobierno argumentó que, como el plan Progresar tuvo una reestructuración a inicios de 2018 que implicó un aumento considerable -en algunos casos, superior al 1000 por ciento- no fue necesario actualizar el programa en función del costo de vida.

Así, la beca para “finalización de la educación obligatoria” quedó congelada en 1250 pesos mensuales, al igual que la línea destinada al “fomento de cursos de formación profesional”.

La línea de “fomento para la educación superior” para carreras no universitarias seguirá pagando $1600 mensuales a estudiantes de primer y segundo año y $1900 a los de tercer y cuarto año.

El pago a estudiantes de carreras estratégicas de educación superior no universitarias variará será de $1800 (primer año) $2000 (segundo año) y $2600 (tercer año).

Los que cursen carreras universitarias recibirán $1600 (primer y segundo año), $1900 (tercer y cuarto año) y $2300 (quinto año).

Quienes participen del programa y sigan carreras universitarias “estratégicas” cobrarán $1800 (primer año), $2200 (segundo año), $2900 (tercer año), $3800 (cuarto año) y $4900 (quinto año).

Según la información oficial, casi 640.000 estudiantes obtuvieron becas Progresar en 2018. De ellos, 113.000 becarios iniciaron carreras estratégicas y “serán acompañados en toda su trayectoria académica”. Otros 200.000 reciben el estímulo para finalizar la educación obligatoria y “capacitarse en cursos de formación profesional”.

Las becas Progresar están destinadas a estudiantes de entre 18 y 24 años, aunque quienes ya estén dentro del programa podrán mantener el beneficio hasta los 30 años para finalizar sus estudios. Los beneficiarios deberán contar con un ingreso familiar de hasta 3 salarios mínimos ($33900, en la actualidad).

Comentarios