13° C
Partly Cloudy
Partly Cloudy

Cuidados ante el alerta naranja

La doctora María Florencia Paniego, especialista en Medicina interna explica que medidas debemos tener en cuenta ante la ola de calor que ya lleva varios días.

Por Gimena Rubolino

viernes 22 de febrero, 2019

El Golpe de Calor es producido por el mal funcionamiento de los centros reguladores del calor del cuerpo, a causa de un exceso de calor. Éste puede presentarse en el mismo momento de exposición, o después de varios días de alta temperatura.

Recordemos que este fenómeno de temperaturas cercanas  a los  40 grados en 3 o 4 días consecutivos se da debido al calentamiento global, el cuerpo necesita una temperatura corporal de 36 o 37 grados para poder realizar normalmente sus funciones vitales.

Recordemos que los grupos de riesgo son los niños menores de 4 años, especialmente los bebés menores de 1 año, los adultos mayores de 65 años, los pacientes diabéticos e hipertensos, insuficientes renales crónicos, vasos dilatadores, cardíacos, etc. Los deportistas también tienen que tener mucho cuidado en estos días en particular, tratando de evitar los deportes al aire libre.

 ¿Qué es la canícula?

La canícula o período canicular se denomina al período de tiempo en el que se alcanza la temperatura más alta del año. Dicha etapa se puede acotar de forma estadística para cada comarca, región o país, aunque de forma general suele tener lugar pocas semanas después del inicio del verano. En Argentina este período se da entre enero y febrero.

¿Por qué este período es el más caluroso del año?

La razón de que la etapa más calurosa del año esté algo alejada del inicio del verano astronómico se debe a la combinación de diversos factores.

La posición del sol es aún muy alta en el primer tercio del verano. A esto le sumamos el efecto del re-calentamiento de la tierra a consecuencia de la persistencia de la fuerte radiación solar y sobre todo la acción termorreguladora que provocan los mares y océanos.

El 21 de junio en el Hemisferio Norte y el 21 de diciembre en el Hemisferio Sur, es la jornada en la que se produce el solsticio de verano y por tanto en la que hay más horas de radiación solar, pero sin embargo no es la jornada más calurosa del año.

Al inicio del verano, los mares y océanos no han alcanzado su mayor temperatura superficial y su efecto refrescante ayudan a que el termómetro no suba tanto. A la vez, la tierra, en las primeras semanas del período estival, tampoco ha sido capaz de acumular tanto calor como lo hará en las siguientes jornadas y semanas, cuando aún existen bastantes horas de sol.

Los principales síntomas son:

  • Piel seca, caliente y roja.
  • Temperatura mayor a 39º.
  • Estado de confusión.
  • Pueden presentarse convulsiones.
  • Respiración y pulso débil.
  • Deshidratación.
  • Cansancio
  • Inapetencia
  • Dolores musculares
  • Sudor
  • Palidez

¿Cómo Prevenirlo?

  • Hidratación continua sobre todo en adultos mayores y en niños.
  • No exponerse al sol entre las 11 y las 17 hs.
  • Evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas porque aumentan la sed y la deshidratación.
  • Realizar baños frecuentes para regular la temperatura del cuerpo o paños fríos, especialmente refrescar el cuero cabelludo
  • Evitar comidas pesadas y con salsas.
  • Los niños menores de cuatro años y lactantes deben comer muy liviano, tomar agua o jugos de frutas y si es necesario agregar sales de hidratación (gatorade).
  • Permanecer en espacios ventilados.
  • Evitar la actividad física.
  • Usar ropa ligera y de colores claros, ropa que no absorba  el sudor, como el algodón.
  • Usar sombrero de ala ancha
  • Usar anteojos oscuros.
  • Usar protección solar factor 50 media hora antes de exponerse y reponerlo cada dos horas tanto en ciudad como en la playa.

¿Qué hacer si una persona es afectada?

  1. Llevar a la persona afectada a descansar en un lugar fresco.
  2. Quitarle toda la ropa que pueda.
  3. Enfriarla con paños de agua fría.
  4. Si la persona se encuentra lúcida, suministrarle agua en pequeños sorbos.
  5. Si no mejora o tiene más de 39º de fiebre, colocarle hielo (envuelto) en axilas, cuello e ingle.
  6. Mantener la cabeza elevada.
  7. En caso de que la persona no mejore, llamar al Servicio de Emergencias correspondiente.

Comentarios