Para Peña, “el movimiento del dólar no es un motivo para alarmarse”

El jefe de Gabinete destacó que la divisa extanjera se mantuvo “por debajo de la suba de la inflación” en los últimos meses. Ratificó el rumbo económico del Gobierno y reconoció que el índice inflacionario que arrojará marzo será “alto”.

Por Redacción

sábado 6 de abril, 2019

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, aseguró este sábado que las importantes fluctuaciones que sufrió la cotización del dólar no son un motivo para “alarmarse” y ratificó que el rumbo económico de su gestión permitirá “ordenar las cuentas”.es

En declaraciones a radio Mitre, el funcionario reconoció que el índice de inflación que arrojará marzo será “alto” pero se mostró esperanzado de que “los números se acomoden” en el transcurso de los próximos meses.

En sintonía con lo que dijo el presidente Mauricio Macri esta semana en Gualeguaychú, el jefe de Gabinete planteó este sábado que “el control de precios es una herramienta fracasada” en la historia argentina. “En ningún lugar del mundo se usa. Tiene que estar muy activo el rol del Estado para que no haya abusos ni posiciones dominantes”, aseveró.

El funcionario agregó que “hoy la política económica está diseñada con la prioridad de buscar la estabilidad para salir de esta situación lo más rápido posible”. “Lo que estamos haciendo es construir un futuro sin tomar atajos”, garantizó.

Peña no evitó referirse a la situación del dólar, que en Mar del Plata cerró esta semana con una cotización superior a los 45 pesos, pero trató de llevar tranquilidad: “El movimiento del dólar no necesariamente es un motivo para alarmarse, a veces responde a situaciones externas. Si uno mira el dólar los últimos seis meses está por debajo de la suba de la inflación”.

El jefe de Gabinete admitió que “la crisis nos hace vivir momentos duros”, pero consideró que “en lo estructural se viene avanzando”. “Hay avances muy concretos que se lograron, no ha sido un esfuerzo en vano. Hoy estamos camino a generar la energía que necesitamos, el campo tenía una situación de postergación fuerte y hoy tendremos cosecha récord. Lo más importante es tener claro que lo que queremos hacer es lo mismo que hicieron los países de la región hace 15 o 20 años: tener estabilidad”, remarcó.

Ratificó además el rumbo económico porque “tenemos un Presupuesto con equilibrio fiscal votado en el Congreso y un acuerdo con el FMI que es un compromiso asumido de ordenar nuestras cuentas”. “Este año, lo electoral genera más incertidumbre, pero lo que queremos es una economía más sana que crezca durante 20 años”, dijo, y concluyó: “No hay que confundir la angustia del corto plazo con querer volver atrás y los atajos mágicos que generaron los problemas que tenemos”.

Comentarios