“Hoy no se genera una masacre en las cárceles solamente por azar”

Lo declaró a El Marplatense el juez de Garantías, Juan Tapia, quien celebró la declaración de “emergencia penitenciaria” que declaró el Gobierno días atrás para las cárceles que dependen de la órbita federal. “Esto genera compromisos a distintos actores del Estado”, sostuvo.

Por Redaccion

domingo 7 de abril, 2019

El Juez de Garantías, Juan Tapia, celebró la declaración de “emergencia penitenciaria” que resolvió el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación días atrás al poner énfasis en la gravedad de la problemática y considerar que no se ha podido generar una “masacre en las cárceles solamente por azar”.

El funcionario judicial consideró que la medida que determinó el Gobierno, y que sólo es extensiva para las unidades penales de órbita federal, “implica reconocer que hay una violación estructural a los derechos de las personas que están privadas de su libertad“.

“La emergencia reconoce que hay superpoblación carcelaria, que hay que hacer programas para buscar mecanismos alternativas para la prisión en algunos casos y procurar que se fijen cupos en otras ocasiones, y abordar la problemática con los tres poderes del Estado”, sostuvo, a Radio Mitre Mar del Plata.

Para el titular del Juzgado de Garantías N°4 de Mar del Plata, la declaración de emergencia “introduce una cuestión cultural muy importante que es poner la cuestión carcelaria en la agenda pública” para “generar compromisos a distintos actores del Estado”.

En diálogo con Antes que sea Tarde, Tapia consideró que en las cárceles hay un “sinnúmero de conflictos de mínima cuantía que podrían ser resueltos de una manera diferente al castigo y revertir la situación de superpoblación”.

“Hay un aumento de la conflictividad, y eso muchas veces tiene una respuesta por la vía penal. Hay veces que hay problemas sociales que demandan respuestas sociales y que son canalizados con el aparato represivo del Estado; la respuesta penal es eso, es un castigo”, señaló, y analizó: “El aumento desmedido de la respuesta panal es el fracaso de otras herramientas de contención estatal”.

Sin embargo, el juez consideró que la situación que se presenta en la Provincia de Buenos Aires es “más grave” que la que afrontan las cárceles federales, y citó como ejemplo el complejo penitenciario de Batan, donde hay un importante faltante de colchones para que puedan dormir en condiciones dignas los presos. “Hoy no se genera una masacre en la cárceles solamente por azar”, aseveró.

“Si uno compara la tasa encarcelamiento (NdeR: que es la cantidad de personas que hay cada 100 mil habitantes) a nivel nacional, está absolutamente desbordada a nivel provincial: en 2012, había 198 cada 100 mil habitantes y en 2017 había 276 cada 100 mil, que es algo que ni siquiera tiene relación con el crecimiento población“, puntualizó.

Tapia también puso énfasis en la “importante ausencia” que muestra el Estado en los últimos años para hacerse cargo de áreas claves y básicas como la salud. “En Batan, nos ha pasado de que hay internos que empiezan a toser y ni los revisan. Entonces su situación se empieza a agravar y una intervención posterior ya es muy tarde. Se mueren por tuberculosis, que es una enfermedad del medioevo pero que resulta un facto muy concurrente para las cárceles argentinas y en particular las bonaerenses”, afirmó.

Ante este escenario, el responsable del Juzgado de Garantías N°4 insistió en que el Estado no puede violar la “propia ley”. “Gran parte de la comunidad no sólo mira para otro lado con estos temas sino que refuerza el discurso de que esa gente se tiene que pudrir en la cárcel”, lamentó.

Comentarios