“Se vende una Mar del Plata accesible cuando en realidad no lo es”

Lo apuntaron desde el Consejo Municipal de Discapacidad (Comudis), cuyos referentes advirtieron que las gestiones para mejorar la accesibilidad de distintos sitios de la ciudad están “muy paradas”. “No se están respetando las barreras arquitectónicas”, afirmaron.

Por Redacción

sábado 13 de abril, 2019

Desde el Consejo Municipal de Discapacidad (Comudis) renovaron sus críticas contra el Gobierno de Carlos Arroyo al asegurar que están “paradas” las gestiones para lograr que la ciudad cuente con una mayor accesibilidad para marplatenses y turistas.

Fernando Letelle, quien preside el organismo local, afirmó a El Marplatense que en la actualidad Mar del Plata “no está respetando las barreras arquitectónicas con respecto a la accesibilidad”. “Vendemos una ciudad accesible cuando en realidad no lo es”, aseveró.

En este sentido, y tras el paso de lo que fue la última temporada estival, el máximo responsable que tiene el Comudis se refirió a la situación de las playas y afirmó que sólo Perla Norte permite el acceso de personas con cualquier tipo de dificultad.

“En el Municipio dicen que hay 16 playas accesibles con ayuda. Y no se entiende por que si es con ayuda, no es accesible. No sé en que se basan para decir eso”, criticó, y ejemplificó: “Si yo tengo que subirme a un ascensor ayudado por cuatro personas, no hay accesibilidad”.

Letelle remarcó que el concepto de accesibilidad “siempre va de la mano de la independencia”. “Lo que hoy el Municipio tiene entendido por accesibilidad no lo es en verdad”, sostuvo, y lamentó: “La verdad que estamos viendo todo muy parado”.

A su vez, el principal referente que tiene la Comudis cuestionó que no haya mayores exigencias a los locales comerciales para que adecuen sus instalaciones para garantizar un fácil acceso tanto de personas en situación de discapacidad como de adultos mayores o embarazadas.

“Si una persona va a un café y después tiene que bajar al subsuelo por 20 escalones o subir por una escalera caracol se hace realmente muy difícil. No sé como se pueden habilitar esos negocios. Es una locura”, concluyó.

 

 


 

Comentarios