Denuncian que una nena marplatense fue víctima de un hecho aberrante

“A” vivió en la calle, hija de una madre drogadependiente que la descuidaba. A los 4 años, fue dada en guarda a una “familia del corazón” que le brindó contención. Sin embargo, la Justicia le otorgó visitas a un hombre que dijo ser su padre, aunque el ADN luego probó lo contrario. La menor fue abusada sexualmente y enviada a un hogar de menores, donde está aislada.

Por Redacción

martes 16 de abril, 2019

Foto de archivo

“A” tiene apenas 5 años, pero atravesó una vida de calvarios y sufrimiento difícil de explicar y de entender para cualquier adulto. Vivió en la calle, hija de una madre drogadependiente que la descuidaba. A los 4 años parecía que su suerte había cambiado cuando fue dada en guarda a una “familia del corazón” que le brindó contención y un hogar.

Sin embargo, la Justicia decidió otorgarle visitas a un hombre que dijo ser su padre, aunque el ADN luego probó lo contrario. En medio de tironeos judiciales y un expediente que acumulaba presentaciones cruzadas, el jardín de infantes al que asistía la niña descubrió que fue abusada sexualmente. El Juzgado de Familia interviniente, entonces, la envío a un instituto de menores, donde está incomunicada, lejos de su “familia del corazón” y de su madre biológica.

La denuncia por abuso sexual que hizo el colegio privado ante las actitudes y manifestaciones de la propia niña, no habría sido formal y, de acuerdo a Julio Razona, el abogado que representa a la “familia del corazón”, solo se concretó mediante un llamado telefónico desde Acción Social que bastó para que el Juzgado de Familia interviniente ordenara su inmediato traslado al instituto de menores.

“La incomunicaron porque sospechaban de un hermanito de 14 años. Entonces, le pedí al fiscal del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil que se haga una Cámara Gesell para que la nena cuente lo que le había pasado y lo que había vivido, con la intervención de todos los miembros del Poder Judicial”, detalló el letrado a Radio Mitre Mar del Plata.

“Quien abusó de ella es un novio de la madre y ya lo habíamos denunciado por violencia contra la nena. En la Cámara Gesell, claramente manifestó que Juan, el falso padre, había abusado de ella y le pegaba. Y que esto se lo había manifestado a su mamá de sangre. Es una persona de nombre Juan, que se presentó ante la Justicia y dijo ser el padre de la niña y novio de la madre. Pidió un régimen de visitas para poder llevarse a la niña a la casa y nosotros y la Asesoría de Menores nos opusimos terminantemente. Solicitamos una prueba de ADN porque sospechábamos que no era el padre. Había falseado su domicilio y su empleo. Era una persona totalmente sospechosa para entregarle una niña de 4 años. Pese a nuestra insistencia, el Juzgado de Familia dispuso que la tenían que retirar los fines de semana. Vino golpeada e hicimos una denuncia, se demostró que no era el padre, pero se continuó con el régimen de visitas“, sostuvo Razona

La “familia del corazón” se presentó ante la Justicia de Familia para obtener la guarda de “A” y, en un futuro, poder adoptarla. “Hace un año que la tienen bajo su cuidado. Han formado una familia desde el afecto, con otros dos hijos adoptivos de la pareja. Estaba en una etapa de felicidad, ya que había vivido en la calle, en una situación de promiscuidad y de descuido, porque su madre es adicta a las drogas y ahora está en tratamiento en una institución”, destacó, en el programa Hoy Es Mejor.

“La madre salía los fines de semana de la institución que la trata por sus adicciones y compartía con este sujeto y la niña. La madre había cedido la patria potestad y después se arrepintió, pero no está en condiciones físicas de mantener una relación normal con su hija. Ella está también en una situación de responsabilidad penal en cuanto al abuso”, añadió.

Por otro lado, tras los resultados de la Cámara Gesell, el letrado solicitó que se archiven las actuaciones contra el menor de 14 años. En tanto, el próximo 29 de abril habrá una audiencia en la Cámara Civil y Comercial de Mar del Plata para resolver la “compleja situación de esta niña, que pudo rearmar su vida pero por estas decisiones judiciales inentendibles terminó siendo abusada por un depravado que deberá ser detenido de inmediato”.

Le habíamos advertido a la jueza en varias oportunidades que no le permita a este sujeto tener contacto con la niña. Por eso, le pedimos al fiscal que le impute el incumplimiento de los deberes de funcionario público a la jueza, que permitió este abuso. El fiscal Juan Pablo Lódola estuvo presente en la Cámara Gesell y es el primer paso para empezar una investigación y, seguramente, recabará las pruebas suficientes para ordenar una detención. Estamos hablando de un abuso sexual calificado por la edad de la víctima, que tiene una pena de hasta 20 años de prisión”, aseveró.

Esta nena ha sido victimizada por un depravado y por un sistema judicial que le dio la espalda, que, prácticamente, la entregó a un tercero ajeno que aprovechó esa situación para violarla. Fue abusada por esta persona que es un farsante y que aprovechó la vulnerabilidad de la niña y de su madre, que no está en condiciones”, sentenció el letrado.

Comentarios