El obispo Mestre viaja a Roma para encontrarse con el Papa Francisco

El monseñor visitará al Papa en el Vaticano en el marco de la visita “Ad Limina” junto a otros obispos. Mestre le manifestó a El Marplatense que durante los encuentros tratarán temas con “cierta implicancia social, sobre la presencia de la Iglesia en el mundo contemporáneo”.

Por Redacción

domingo 21 de abril, 2019

El Obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, visitará al Papa Francisco para pedirle que en el corto plazo materialice su primera visita al país por primera vez desde su asunción como Sumo Pontífice.

El principal referente de la Iglesia católica en la ciarlaudad comentó que el encuentro, que se enmarca en la “visita Ad Limina”, tradicionalmente se hace cada cinco años pero dijo que en esta oportunidad su realización se demoró por el término de una década “por cuestiones de agenda” del Sumo Pontífice.

Mestre le manifestó a El Marplatense que además, tratarán temas con “cierta implicancia social, sobre la presencia de la Iglesia en el mundo contemporáneo”.

Además, el Obispo explicó que durante sus dos encuentro con Francisco, Mar del Plata estará presente en la conversación en relación a la situación de desempleo, la realidad del puerto y la exclusión del ex sacerdote José Luis Serre, apartado de la Iglesia Católica por delitos sexuales.

En este sentido, el monseñor enfatizó en que “hay un pedido expreso del Papa Francisco sobre los abusos sexuales. “Los abusos sexuales son una lacra que hay que sacar de la iglesia, pero soy responsable de la Iglesia Católica y me tengo hacer cargo de esto. Entonces posiblemente pueda salir este tema en particular para tratarlo. La cuestión canónica está cerrada pero Francisco puede llegar a haber una pregunta en la cuestión penal”, explicó Mestre.

El principal referente de la Iglesia católica en la ciarlaudad comentó que el encuentro, que se enmarca en la “visita Ad Limina”, tradicionalmente se hace cada cinco años pero dijo que en esta oportunidad su realización se demoró por el término de una década “por cuestiones de agenda” del Sumo Pontífice.

Mestre será uno de los primeros 30 obispos que mantendrá contacto con el Papa. “Acá, cada obispo le presenta el estado de situación de cada diócesis para recibir una recomendación de manera particular de Francisco. Los viajes se dividen entre grupos, entre abril y mayo, y me tocó esta en el primero”, detalló.

“El Papa ya tiene un diagnóstico muy importante de la realidad de nuestra patria. Es un buen argentino, la conoce muy bien, pero necesitará que cada obispo le transmita su realidad particular para tener un diagnostico más profundo“, consideró, en declaraciones a El Marplatense.

 

 

Comentarios