“No me baño”, el grafitti que copa las paredes de Mar del Plata

Conocé cual es el origen del mensaje que aparece pintado en paredes, calles y tachos de basura de la ciudad. Comenzó en Buenos Aires hace dos años y ahora explota en el interior del pais.

Por Redacción

domingo 21 de abril, 2019

Cada pared, rincón y lugar de Mar del Plata tiene en los últimos tiempos un llamativo graffiti que dice “No me baño”. Pocos conocen el significado de esta frase que inunda la ciudad.

La “No me baño” es una crew de skaters que existe desde hace años, pero fue recién hace dos cuando empezaron a bombardear -pintar su nombre en la mayor cantidad de lugares posibles- las paredes de la Capital Federal, que hicieron que cada vez más personas se preguntaran por ellos. Ahora, como un virus, llegó a Mar del Plata y otras ciudades del país.

“Mantenemos el anonimato porque lo que hacemos no es aceptado por la ley”, explicó el “No me baño” que se niega a cualquier tipo de registro fotográfico a Infobae. Las pocas veces que se muestran en sus redes sociales lo hacen sin que se les vean las caras, tapadas con capuchas, gorras o emoticones, sólo su “No me baño”, en persianas, paredes, remeras, stickers, tatuajes. Donde sea.

“Mantener el anonimato a un 100% es casi imposible ya que ahora con toda la tecnología se fue todo a la mierda”, soltó el graffitero, justo antes de dejar flotando en el aire una frase que hace pensar en que detrás de su “No me baño” hay también una filosofía: “Por suerte la mugre nos mantiene despiertos”.

La ‘No me baño’ comenzó hace muchos años atrás cuando éramos los wachines más sucios de la plaza donde siempre nos juntábamos para patinar“, cuenta el miembro de la crew y deja saber que fueron skaters más grandes y que los trataban de “sucios”, los que sin querer los terminaron bautizando.

Al principio se encolumnaron detrás la sigla NMB y al igual que otros grupos de graffiti locales como los ALC´s (A la carga), no daban a conocer el significado de las letras que los representaban en las paredes. Parte del halo de misterio y los códigos internos que rodean a todos los graffiteros.

“Al principio nos daba verguenza decir que NMB significaba ‘No me baño’, hasta flasheamos con cambiárselo por otros nombres pero nunca sucedió”, admite. Pero fue cuando empezaron a escribir la frase completa en lugar de su reducción de tres letras, que hubo un quiebre. Que sin quererlo generaron un espacio al que llenar de contenido.

“El éxito que ha tenido, la gente que se saca fotos, que se está propagando, tiene que ver con lo enigmático de esta frase que apunta a varias interpretaciones posibles. Puesta en el espacio público desencadena sentidos”, analiza Kozak el fenómeno, que distingue a los NMB de otros grupos de graffiti hip-hop como los identifica la autora.

“Nosotros venimos del graffiti tradicional, de chiquitos nos interesó el graffiti y el arte en general, nos dedicamos al arte en distintos rubros, en ese sentido somos bastante abiertos, no sólo salimos a pintar a la noche, cada uno tiene su vida y la lleva como quiere. Mientras no se bañe, todo bien”, contesta con ironía el ‘No me baño’, antes de esquivar con ingenio a tener que dar una opinión sobre su éxito: “al parecer hay mucha gente que no se baña y se refugia en nosotros”.

Desde la mirada de otro graffitero el fenómeno de la “No me baño”, está excediendo los límites del género. “Admiro lo que hacen porque tuvieron una repercusión y una acogida hasta de actores famosos. Al principio me gustó la idea pero ahora me parece que la quemaron. No tienen buenos trazos, están en todos lados pero son sólo firmas. Reconozco que lograron mucha presencia, pero no me parece graffiti”, dice PUPS .

Comentarios