La línea de colectivos 221 dejó de ingresar al barrio San Patricio

Sucede por la falta de mantenimiento de la calle 10, vía principal por donde circula el transporte y sobre la cual se encuentran el jardín de infantes del barrio y la Escuela Municipal N°5.

Por Redacción

lunes 20 de mayo, 2019

La línea de colectivos 221 dejo de ingresar al barrio San Patricio desde el pasado sábado 18 de mayo a causa de la falta de mantenimiento de la calle 10, acceso principal por el cual circula el colectivo.

La falta del servicio genera múltiples complicaciones a los vecinos del barrio, ya que deben caminar más de 10 cuadras entre el barro y la oscuridad para acceder al transporte publico de pasajeros. Además, sobre la calle 10 se encuentra el jardín de infantes del barrio y la Escuela Municipal N°5.

En la mañana del lunes, Patricio, vecino del barrio, se reunió con integrantes de la Delegación Puerto y recorrieron la calle 10 para analizar su estado. Por otro lado, la escasez de luz  también es un problema para los habitantes del barrio: “Hace más de un año que venimos reclamando por el tema luminarias y por el estado de las calles. Hemos salido varias veces a la ruta y no obtenemos respuesta”, aseguró el residente de San Patricio.

La Defensoría del Pueblo local y provincial realizó una jornada para declarar la emergencia vial en la zona sur. Allí se acercaron los vecinos de San Patricio con el fin de “agotar una instancia más” en busca de una solución. Sin embargo, el inconveniente radica en la falta de recursos que tiene la Delegación Puerto: “Tiene un solo equipo de trabajo de máquinas, están escasos de recursos, escasos de personal. La cuadrilla que corta el pasto está compuesta por 2 personas para 34 barrios”, subrayó Patricio en diálogo con El Marplatense.

“En ésta época del año donde amanece a las 8 de la mañana los vecinos que tienen que ir a trabajar o a la escuela tienen que caminar 10 o 12 cuadras para acceder al transporte de pasajeros con el barro hasta los tobillos y la mitad de las luminarias que no andan. Y con un incremento de los hechos delictivos”, explicó Patricio.

Por su parte, los responsables de la línea 221 “no comunicaron que iban a dejar de acceder” por la calle 10 y consecuentemente dejar sin servicio a los habitantes del Barrio San Patricio: “En los grupos de chat del barrio los vecinos empezaron a preguntar qué pasaba con el 221 porque lo estaban esperando hacía una hora, y ahí se enteraron que había dejado de ingresar“.

“El colectivo circula hasta donde puede. Cuando empieza a tocar el paragolpes o se empiezan a romper los coches, dejan de pasar. Más allá de que muchos choferes manejan de una forma poco prudente. Si me pongo del lado del empresario, rompiendo un coche también dejo de ingresar“, expresó Patricio, quien agregó que “hay gente que cobra para darnos una solución, los funcionarios públicos se tiene que encargar”.

Comentarios