Trabajadores del natatorio Lafayette mantuvieron una reunión en el Ministerio de Trabajo

Después de la clausura de la pileta y de que sus pertenencias sean arrojadas en bolsas de residuos, fueron recibidos para saber cómo continuará su situación laboral.

Por Redacción

miércoles 22 de mayo, 2019

En el marco del conflicto que están atravesando los trabajadores de la emblemática pileta ubicada en Peatonal San Martín y San Luis, los trabajadores mantienen una reunión en el Ministerio de Trabajo para determinar el futuro laboral. Asimismo, esta mañana encontraron todas sus pertenencias en bolsas de residuos y denunciaron maltrato.

“A través de un mensaje de texto dijeron que pasen a retirar sus pertenencias, que quedaban en una escalera entre el gimnasio y el natatorio, y cuando fueron, los 20 trabajadores se encontraron con un montón de bolsas de consorcio. Esa situación la caracterizamos como violenta, absolutamente”, subrayó la secretaria general de UTEDYC en Mar del Plata, Yanina Jatum, y denunció el “desprecio” que sufrieron en las últimas horas los empleados del natatorio Lafayette.

Sobre el mediodía del miércoles, los empleados nucleados en la Unión de Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles se presentaron junto a su referente en el Ministerio de Trabajo local, acompañados por una movilización que apoya el reclamo.

“Después de la audiencia veremos cuáles son las medidas de fuerza a tomar. Nos interesa visibilizar la situación, que la pileta tiene concurrentes, que los trabajadores están dispuestos y que la comunidad acompañe en este reclamo“, sostuvo Yanina Jatum.

En diálogo con El Marplatense, la Secretaria General de UTEDYC contó que uno de los herederos tiene la intención de regularizar la situación de la pileta, pero el resto de los propietarios no la están dejando operar. Es así que Jatum visualiza dos opciones posibles para salir de éste conflicto, “ambas complicadas de llevar a cabo”.

Una posibilidad es que le permitan a Matías (heredero), o quien quiera hacerse cargo, continuar trabajando en la pileta y ponerla en valor, con los trabajadores adentro. La otra es la venta de la pileta, que es la intención de la otra parte de la familia“.

Son 20 los empleados que tienen en riesgo su puesto de trabajo, que aún no conocen cómo se va a destrabar éste conflicto. Lo que sí pudo asegurar Yanina Jatum es que “a los trabajadores no les ha llegado el telegrama de despido. Si bien los hechos son claros, tenemos la expectativa de poder continuar con las fuentes de trabajo”.

Comentarios