Natatorios en alerta: “Pagamos más de $80.000 de gas, es una locura”

Según los propietarios de distintas piscinas de la ciudad, la empresa a cargo del servicio de gas habría “incumplido un beneficio que tenían las pymes para pagar un porcentaje menor”. Hay más de 20 piletas en la ciudad y muchas están hablando de cerrar. Ya cerraron dos o tres y esto continúa”, sentenciaron.

Por Redacción

domingo 26 de mayo, 2019

Luego de la reunión de la Defensoría del Pueblo con distintos dueños de natatorios de la ciudad por la gran preocupación que hay sobre la suba de las tarifas, El Marplatense realizó un recorrido para conocer en profundidad la crisis en el sector.

Raul Álvarez, propietario de una piscina en Teodoro Bronzini y 14 de Julio detalló que el aumento excesivo se produjo por la baja de una bonificación a pymes de la ciudad. “En octubre se nos dio un descuento en los aumentos de tarifas del 50% a aquellas pymes que se adhirieran al estatuto 1418. Por esto mismo, el último aumento que se produjo en octubre pasado lo vimos reducido. Sin embargo, con la ultima factura, alegaron que el aumento no superaba el 50% y nos quitaron el beneficio“, explicó y agregó: “Estamos realmente azorados, nos aumentaron más de un 100% de un mes al otro. Para nosotros es muy difícil, por no decir inmanejable. Me llegaron 60 mil pesos“.

Por su parte, Augusto Rosso, que posee un Natatorio en Gascón y San Juan fue determinante: “Pagué más de 80 mil pesos, es una locura”. “Pagabamos treinta y pico. esto es impagable”, aseveró.

Sobre la reunión con la Defensoría del Pueblo, indicó que se estuvo hablando para “presentar algún amparo judicial”. “Había un decreto donde se daba apoyo a las pymes y decían que no se podía aumentar más de a 50%. Ahora nos sacaron el beneficio”, comentó al igual que Álvarez.

“Hicieron un aumento de 4 a 7 y de 7 a 9 para no ir en contra del decreto”, explicó sobre la maniobra que habría realizado la empresa para no cumplimentar el acuerdo con las pymes. “Hay más de 20 piletas en la ciudad y muchas están hablando de cerrar. Ya cerraron dos o tres y esto continúa”, sentenció.

No hablamos solo de piletas deportivas, también se trata de piletas terapéuticas o de rehabilitación“, sostuvo Ruth Castañon que contó que en su caso la factura llegó a los 40 mil pesos cuando el mes anterior habían pagado $13.000.

Te llevan a aumentar mucho la cuota con el miedo de que los socios dejen de venir. Nosotros trabajamos toda la familia en esta pileta. Somos un emprendimiento familiar con 3 personas más contratadas. Tuvimos que empezar a recortar y hasta limpiamos nosotros porque no se puede cubrir”, cerró con dolor Ruth ante la incertidumbre de saber que pasará en los próximos días.

 

 

 

Comentarios