Un complejo natatorio gasta $250.000 por mes en gas envasado

Abrió en 2015 y desde entonces que no cuenta con el servicio que está en manos de la empresa Camuzzi debido a que no se ha culminado con la obra del gasoducto que abastece a la ciudad y la zona.

Por Reddación

domingo 2 de junio, 2019

APNEA es uno de los natatorios y complejos deportivos más nuevos de Mar del Plata, el cual está atravesando una situación compleja desde lo económico, a causa de la falta de gas natural y la consecuente utilización de éste producto en formato licuado (envasado).

El Marplatense dialogó al respecto con el directorio de la empresa, desde donde manifestaron que “en febrero de 2015, en plena construcción de la pileta y a punto de abrir, tuvimos que dar de baja la cuenta de Camuzzi para cambiar la titularidad y cuando lo fuimos a dar de alta, vinieron, hicieron el final de obra, verificaron que no había pérdida, pero nos dijeron que no nos iban a dar gas porque la red no daba para todos los ciudadanos de Mar del Plata. Estamos gastando 250.000 pesos mensuales en gas envasado, cuando podríamos gastar la mitad o menos”.

Tras varios intentos por solucionar la situación y diferentes acercamientos para destrabar el problema, los dueños del natatorio lograron comunicarse con la cúpula de la empresa que brinda el servicio de gas al 45% de Argentina: “Hablamos con el director de Camuzzi en Buenos Aires para ver si podía hacer una excepción, no hubo ayuda de ningún tipo, de nadie“, aseguró la familia Fernández, propietaria de la pileta.

En su momento nos plantearon que nos hagamos cargo de un tramo del gasoducto que viene de Tandil hasta acá, que era la única solución. Lo que uno invertía, después iba a ser devuelto en las facturas, pero eran inversiones millonarias. Y el otro problema era que teníamos que hacernos cargo de los accidentes o cualquier cosa que pasara en la obra”, explicó indignado uno de los directores de APNEA.

Con respecto a la finalización de la obra, los responsables del establecimiento mencionaron desde cuándo reciben la promesa y cuándo estipulan que podrán contar con el servicio de gas, al igual que el resto de los ciudadanos y de las empresas locales, ya que son el único natatorio de Mar del Plata que tiene éste inconveniente: “Éste gobierno dijo que iba a terminar el gasoducto, empezaron a hacerlo y hubo demoras. Se habló de que en el verano que pasó ya iba a estar habilitado, y no estuvo. Ahora dijeron que en agosto se va a terminar la obra. Imagino que las elecciones van a ayudar a que realmente se concrete”.

“Podríamos bajar nuestros costos un montón y podríamos reducir la cuota o no aumentarla como pasa ahora que la venimos aumentando dos o tres veces por año. Hicimos la cuenta y en estos tres años gastamos 1.800.000 pesos de más con la utilización de gas envasado”, concluyó Fernández.

Comentarios