Baja histórica de la mortalidad infantil: “Es el resultado de políticas sostenidas”

Lo manifestó la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, en el marco del festejo por los 10 años del lanzamiento de los Centros de Primera Infancia en la Ciudad de Buenos Aires.

Por Redacción

jueves 20 de junio, 2019

La tasa de mortalidad infantil en la Ciudad y la Provincia logró bajar al mínimo histórico, según confirmaron el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y la ministra de Salud y Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley. En 2018, la Ciudad tuvo una tasa de 5,7 por cada mil nacidos vivos, mientras que en el territorio bonaerense fue de 8,9.

Asimismo, a nivel nacional la mortalidad infantil descendió en forma constante en los últimos 17 años, salvo en 2007, desde que en 2002 registró una tasa de 16,8 hasta que en 2017 pasó a 9,3.

“Es un logro fundamental y el resultado de políticas muy concretas para acompañar a todas las madres desde el embarazo y durante las consultas pediátricas que se deben realizar en el primer año de vida. Ahora, con María Eugenia vamos a fortalecer toda la Red de Salud que estamos desarrollando”, sostuvo el jefe de Gobierno porteño en una conferencia de prensa conjunta realizada en Parque Patricios, sede del Ejecutivo de la Ciudad.

En lo que respecta a la Provincia, 2018 marcó otro registro histórico, luego del obtenido un año antes, ya que logró una tasa de 8,9 por cada mil nacidos vivos, lo que significa una baja interanual de 0,6 puntos, equivalente a 217 muertes menos.­

“Este 8,9 es la tasa más baja registrada en la historia de la provincia de Buenos Aires. No es casualidad, es el resultado de políticas sostenidas e integradas, no sólo en la salud, sino del gabinete y los equipos de desarrollo social e infraestructura. Vamos a seguir trabajando para que este año sea aún menor y para que más chicos tengan la oportunidad de nacer y pasar sus primeros años de vida en las mejores condiciones”, indicó Vidal.

La tasa de mortalidad infantil refleja las muertes de menores de 12 meses por cada mil nacidos vivos. En ese sentido, se divide en la mortalidad neonatal, que abarca los fallecimientos ocurridos entre el nacimiento hasta los 28 días, y mortalidad postneonatal, de los 28 días al año, etapa en la que tienen mayor influencia las condiciones ambientales y socioeconómicas.

A nivel nacional, la tasa de mortalidad infantil disminuyó de 9,7 por mil nacidos vivos en 2016 a 9,3 en 2017, lo que representó una reducción de 514 defunciones de niños menores de un año. Mientras que la mortalidad materna alcanzó la menor tasa de la serie histórica de los últimos 10 años, con 2,9 cada diez mil nacimientos, según un informe difundido el pasado mes de febrero por la Secretaria de Salud de la Nación.

Comentarios