Recesión sexual: una de cada cuatro personas pasa un año sin tener relaciones

La sexóloga Elda Bartolucci analizó las modificaciones que impulsan las nuevas tecnologías en las relaciones amorosas. “Después de la etapa del enamoramiento, la pareja tiene que trabajar y remarla mucho”, aseguró.

Por Reddación

domingo 30 de junio, 2019

El sexo tiende a desaparecer. Suena exagerado y hasta antinatural, pero un estudio que se llevó a cabo en Estados Unidos asegura que la utilización de redes sociales y el entretenimiento por streaming, así como también la postergación del matrimonio y el aumento del celibato, está generando una recesión sexual. El dato más llamativo que arrojó el examen indica que una de cada cuatro personas pasa 1 año entero sin tener sexo.

“Últimamente se puede observar una disminución de la frecuencia y de las ganas en el tema de la vida sexual. El impacto de las tecnologías, el tipo de vida moderna que se lleva, muy estresante, muy hiperocupada, las crisis laborales; lo económico en el varón tiene mucho peso simbólico. Son todas causas distintas que hacen que baje la libido en general en el mundo”, aseguró la Licenciada Elda Bartolucci en diálogo con Radio Mitre Mar del Plata.

“Los países en crisis porque están en crisis, los países desarrollados porque están muy desarrollados y muy preocupados por otros temas y le dan cada vez menos importancia a la vida sexual, y realmente la vida sexual es una gratificación, una situación placentera en la mayoría de los casos“, agregó y remarcó la especialista.

Si bien es una realidad que más allá del estudio norteamericano se puede observar a nivel global, la sexóloga garantiza que es posible recuperar las ganas que por diferentes motivos han desaparecido o mermado en los distintos casos: “Tienen que jugar con la fantasía, tienen que compenetrarse con su pareja y proponerse que lo tienen que reflotar. Que le encuentren el gusto de nuevo, porque no hay nada que reemplace una caricia. Esto en la pareja no se puede perder, porque el sentido del tacto es uno de los más importantes. Hay que besarse más, hay que acariciarse más, hay que dejar volar la fantasía, hay que poner música, no tanta imagen”.

“También es cierto que cuando hay una preocupación económica o de salud, la libido baja mucho. La vida sexual es saludable, no se puede perder, hasta físicamente, te lo dicen los cardiólogos. Es importante mantener una cierta regularidad para estar mejor de ánimo, aumenta las endorfinas, tiene un montón de ventajas”, explicó Bartolucci.

A su vez, la licenciada asegura que “antes era un síntoma más femenino. Ahora hay muchísimos hombres con éste problema”, y el principal motivo se halla en que “hay una tecnología muy invasiva que ha reemplazado toda esta cuestión de los boliches con música lenta, la intimidad. Las parejas jóvenes están más entusiasmadas con sus propios desafíos personales con la tecnología, que ha ocupado un lugar de absorber al ser humano de una forma impresionante”.

“El sexo necesita un poquito de incentivo, un poquito de estímulo, y si hay demasiado permiso, demasiada libertad, el interés es menor. Después de la etapa del romance, del enamoramiento, la pareja tiene que trabajar y remarla mucho. No te cuento cuando vienen los pibes. El sexo se va al sótano digamos”.

“Se han descubierto muchas cosas, se han encontrados muchas facilidades para tener una sexualidad sin problemas, pero el problema está en los distractores“, sentenció la Licenciada en Sexología Elda Bartolucci.

Comentarios