Destacan un aumento de usurpaciones: “Se da en toda la ciudad”

Así lo aseguraron desde la fiscalía especializada. Sin embargo, también explicaron que este incremento es proporcional al crecimiento de la población. Los mismos se detectan en zona centro con los inmuebles como principales apuntados y en la periferia con terrenos desocupados.

Por Reddación

lunes 1 de julio, 2019

Desde la Fiscalía de Usurpaciones aseguraron a El Marplatense que actualmente se registra un aumento en los casos de usurpaciones. Sin embargo, destacaron que este aumento es paralelo al aumento de la población. Por lo tanto, “no es una situación crítica, sino que está dentro de los parametros”.

Lorena Hirigoyen, a cargo de la fiscalía aseguró que estos casos “se dan en toda la ciudad. Normalmente en el centro lo que más hay son usurpaciones de casas ya construidas, y en la periferia los terrenos que están desocupados, sin cercar”. “En lo que va del tiempo ha crecido igual que otros tipos de delitos, tiene que ver con la mayor cantidad de población, no tiene un índice específico”, reiteró para dejar en claro que no hay un avance peligroso de estos casos.

“Dentro de las usurpaciones de propiedad lo que tenemos que saber es que hay delito de usurpación solamente si se cumplen determinados medios comisivos para todas las ocupaciones ilegales, ya sea de terrenos o de casas, y con determinados medios comisivos que nos marca la misma ley penal, que son las de amenazas, las de violencia, clandestinidad, abuso de confianza”, comenzó Irigoyen en su desarrollo y a su vez, dejó en claro que “hay ocupaciones que son ilegales pero que no configuran el delito de usurpación de propiedad”, aunque también remarcó que “sus propietarios tienen todas las acciones civiles que les da el derecho para recuperar su inmueble si hay una ocupación ilegal”.

“La otra cuestión que hay que saber es que el delito de usurpación protege al poseedor del lugar”, subrayó la fiscal. “El poseedor es la persona que está durante muchos años en forma pacífica dentro de un inmueble, terreno o casa. La ley protege a esas personas para que no puedan ser sacadas de ese lugar mediante violencia”, agregó.

Además, la fiscal explicó que “el dueño de una propiedad no tiene el derecho de sacar mediante la violencia a los inquilinos que no pagan. “Si el dueño del lugar saca al inquilino mediante la violencia, el que está cometiendo el delito de usurpación de propiedad es el propietario del inmueble, porque el propietario tiene todo el derecho civil a su favor para recuperarlo a través de la ley”, destacó comentando una situación habitual al momento de alquilar un inmueble y que el inquilino se atrasa con el pago.

En su explicación, Hirigoyen también contó lo que ocurre frecuentemente ante casos de usurpación, donde “los títulos de propiedad” están en poder de más de una persona: “Muchas veces tenemos dos partes que tienen documentación diferente de un mismo inmueble, y ahí el problema también lo tienen que solucionar a través de la vía civil. Este tipo de casos se da porque la mayoría de las ventas de inmuebles en Mar del Plata, lamentablemente, se hacen de manera informal, no por escritura pública. Se hacen o por boleto de compra venta, o por sesión de derechos, todo por títulos precarios que no tienen firma certificada, ni sellado, ni fecha cierta. Ese tipo de documentación hace que mucha gente sea engañada por otra”.

La única forma de transmitir un inmueble formalmente es a través de una escritura pública de dominio”.

En Mar del Plata hay muchos casos de usurpación pero más son las cuestiones civiles que las que realmente son delito”, continuó la fiscal Hirigoyen. “Cuando se inicia una usurpación que hay delito, que se puede probar que se ha ingresado por alguno de los medios comisivos y que la persona que está en el lugar no tiene derecho a estarlo, lo que se hace normalmente es, en el menor tiempo posible, pedir una medida cautelar que se llama ‘Restitución del inmueble’ o ‘Restitución y lanzamiento’ y si el juez de garantías nos da esa orden se hace el desalojo y se entrega la casa al verdadero poseedor o propietario”, especificó.

“Muchas veces, cuando hay imputados que ingresan a casas en forma violenta, tienen la creencia de que si las personas que ocupan ilegalmente un inmueble tienen hijos menores no se los puede sacar, y eso es un mito. Lo que se hace es tener mucho más recaudos para que los menores no sufran ningún tipo de violencia y se solicita al Estado que ese menor no quede en la calle”, cerró desterrando así otro gran mito.

Comentarios