Aprueban un inyectable para la pérdida del deseo en mujeres

Fue validado por la FDA. Cuáles son sus efectos y cuándo empezará a estar disponible.

Por Gimena Rubolino

miércoles 3 de julio, 2019

Conocido químicamente como bremelanotide, el fármaco activa las vías en el cerebro involucradas en el deseo sexual, ayudando a las mujeres premenopáusicas con el trastorno del deseo sexual hipoactivo generalizado adquirido (HSDD, por sus siglas en inglés) y estará disponible a partir de septiembre en farmacias selectas.

Los analistas aseguran que se trata de un medicamento que trata de manera segura y efectiva la pérdida del deseo sexual en las mujeres y que podría llegar a alcanzar ventas anuales de alrededor de mil millones de dólares.

La droga competirá con Addyi de Sprout Pharmaceutical, la primera píldora aprobada para el TDSH en 2015. Addyi fue aprobado bajo la intensa presión de los grupos de interés a pesar de una revisión realizada por científicos de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) que lo consideró mínimamente eficaz y posiblemente inseguro.

El medicamento se administra como una inyección en el abdomen o el muslo con un autoinyector al menos 45 minutos antes de la actividad sexual prevista, y la FDA recomienda a los pacientes que no tomen más de una dosis dentro de las 24 horas o más de ocho dosis por mes.

Con respecto a los efectos secundarios informados durante los ensayos clínicos incluyeron náuseas leves a moderadas que duraron no más de dos horas y se produjeron principalmente en las tres primeras dosis. Alrededor del 40% de los pacientes en ensayos clínicos experimentaron náuseas, y el 13% tuvo náuseas lo suficientemente graves como para necesitar medicamentos contra ellas. El otro efecto secundario importante fue el oscurecimiento de las encías y la piel, especialmente en la cara y los senos, que fue experimentado por aproximadamente el 1% de los pacientes que lo recibieron en ensayos clínicos.

Comentarios