Venezuela: militares detenidos realizan un motín en reclamo de su situación

Es en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, donde fue torturado y asesinado el capitán Rafael Acosta.

Por Redacción

miércoles 3 de julio, 2019

Los militares considerados “presos políticos” por la oposición que permanecen detenidos en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), en Caracas, iniciaron anoche una revuelta para exigir atención internacional a su situación, se informó hoy.

El motín es para exigir la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, reveló hoy la abogada Tamara Sujú, citada por la agencia ANSA y la prensa local.

“Están desde ayer atrincherados. Quitaron cámaras y puertas que los separaban. Exigen se excarcele a quienes tienen boleta, se traslade a quienes tienen orden, y atención médica por posible brote de hepatitis”, expresó Sujú. Indicó que también “exigen la visita de sus abogados a los que se la niegan y la visita de su familia al teniente coronel Igbert Marín Chaparro”.

“Quieren que se mejoren las condiciones de salubridad. Hay una letrina para 60 detenidos”, denunció.Asimismo, señaló que los detenidos piden que “se encarcele a los verdaderos torturadores del capitán Rafael Acosta Arévalo, ellos son Blanco Hurtado, Abel Angola, Granko Artega”.

“La semana pasada los sacaron después de cinco meses al sol, para sacarles una foto para (Michelle) Bachelet y luego los volvieron a encerrar”, afirmó. Acosta Arévalo, detenido el 21 de junio, en el marco de la visita de Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la U para derechos humanos, y acusado de planear un presunto golpe de Estado contra el presidente Nicolás Maduro, murió el sábado luego de ser sometido a “torturas”.

El militar se encontraba bajo la custodia de las fuerzas de seguridad de Maduro, denunció su defensa y también líderes de la oposición, que a raíz de este caso convocaron a nuevas protestas callejeras para el próximo viernes.

El gobierno admitió la muerte del oficial en un comunicado divulgado el sábado, en el que afirmó que el fallecido estaba “imputado por graves actos de terrorismo, sedición y magnicidio en grado de frustración”, y aseguró que investigaría las causas del deceso.

Fuente: Télam 

Comentarios