Tras 9 horas y con 44 médicos, separaron exitosamente a bebés siameses

Hacía meses que los médicos se preparan para este acontecimiento y realizaron varios simulacros dentro del quirófano para saber cómo encarar la situación. Se trata de un procedimiento histórico para el país.

Por Redacción

lunes 15 de julio, 2019

Un una operación inédita para nuestro país, en la que participaron 44 profesionales de la salud, lograron separar exitosamente a bebés siameses, Gianluca y Santino Figueroa, nacidos el 20 de Septiembre pasado. Fue en la Fundación Hospitalaria y ambos pequeños, que cumplirán 10 meses este fin de semana, se encuentran en perfecto estado de salud en su casa junto a su familia.

“Ambos tienen más movilidad y ya se van rotando más”, comentó Evelyn con su hijo Santino en brazos en el canal de noticias TN. “Son dos chicos independientes ahora, y muy mimosos”.

Un tiempo atrás, Evelyin y Jonatan Figueroa recibieron la dura y a la vez feliz noticia: iban a ser padres de gemelos, pero estos eran siameses isquiópagos, es decir, estaban unidos por la pelvis.

Cuando le confirmaron el embarazo, Evelyn cursaba el tercer mes. Ahí vinieron las dudas, los miedos y la incertidumbre vinculadas a la salud de sus hijos. Rápidamente fue asistida por los médicos, quienes decidieron internarla en la semana 17 para monitorear sus movimientos.

A las 22 semanas, volvieron a recibir una triste noticia: el cuello uterino de Evelyn se había acortado y corría riesgo de un parto prematuro que no permitiría que sus hijos nacieran con vida. Nuevamente, los médicos no se dieron por vencidos y colocaron un dispositivo intravaginal, un presario de Arabin, que ayudo a Evelyn a finalizar su embarazo en tiempo y forma. Gianluca y Santino nacieron con 1,8 kilogramos cada uno y con la capacidad de poder respirar por sí mismos.

La operación que separó a estos dos hermanos unidos desde la panza duró nueve horas e involucró a 44 profesionales de este Hospital Materno Infantil ubicado en Saavedra . Hace meses que los médicos se preparan para este acontecimiento y realizaron varios simulacros dentro del quirófano para saber cómo encarar la situación. Confeccionaron dos muñecos especiales que imitaban las adversas condiciones a las que los profesionales se tendrían que enfrentar al realizar la operación.

“Por lo general, solo hay 5 cirujanos en el quirófano”, explicó la Coordinadora de Cirugía Pediátrica de Fundación Hospitalaria, Carolina Millán y destacó la importancia de la planificación y el ensayo previo de la cirugía. “Fue como una coreografía”, concluyó.

El procedimiento contó con la ayuda de una clínica especializada de Barcelona que recomendó la internación de Evelyn y la inducción del parto en septiembre del 2018.

“Necesitábamos un quirófano de gran tamaño para poder realizar ambas cirugías en simultáneo una vez realizada la de separación”, explicó Sergio Paikovsky, Subdirector Médico del Hospital.

Apenas nacieron, con tan solo un día de vida, los médicos intervinieron a los bebés practicando un ostoma, una abertura que permitió derivar el contenido intestinal y evitar futuras complicaciones en la operación que los separaría.

Después de meses de monitoreos y controles pudieron realizar el procedimiento quirúrgico el pasado 22 de junio, para separar a Gianluca y Santino que se encuentran estables después de estar diez días internados en el postoperatorio. Los médicos debieron separar y reconstruir el aparato digestivo y urinario para ambos.

Se estima que a nivel mundial, los casos de siameses se pueden dar cada 1,7 millones de nacimientos. En la Argentina, no hay registros ni estadísticas oficiales aunque los médicos recuerdan un caso en el Hospital Posadas y otro en el Garrahan.

Fuente: La Nación

Comentarios