Claves para desafiar al Invierno

El doctor Marcelo Suárez, especialista en Medicina Interna brinda consejos para hacerle frente a las bajas temperaturas y evitar el sedentarismo.

Por Gimena Rubolino

jueves 18 de julio, 2019

Consultado sobre cómo afecta a la salud la ola de frío, el Dr Marcelo Suárez (MN 73796) señaló hoy que “ya sea por frío o por calor extremos, lo que tiene que quedar como premisa básica, es que el organismo tiene que estar en buenas condiciones siempre para enfrentar estas situaciones de stress, en este caso térmico“.

Continuó: “El organismo es una máquina perfecta y tiene las mejores herramientas para protegernos. Claro que se necesitan Conductas Saludables“.

Medidas externas para para enfrentar el frío:

A-    Abrigarse con ropa que evite que el calor que emite el cuerpo se disipe, no que evite que entre el frío; porque la temperatura la proporciona el propio cuerpo (36,5°C) y si podemos crear ese microclima entre el cuerpo y la ropa, lo soportamos muy bien. De ahí que no vale mucha ropa, sino la apropiada.

B-    Las caminatas tienen que ser apoyando el talón primero y golpeando con la planta el piso, como si fuera un latigazo; de esa forma activamos mucho la circulación y evitamos que se nos enfríen los pies, que por supuesto están protegidos con calzado y medias adecuadas. En caso de ser una persona que transpira mucho los pies, llevar medias para el recambio.

C-    Usar guantes y además ir abriendo y cerrando los puños para ayudar a activar la circulación.

D-   En caso de poder hacerlo, usar gorros y protectores de orejas.

E-     Usar bufandas para proteger cuello y parte baja de la cara

F-     Llevar pañuelos descartables, porque el frío genera secreción mucosa, sin que ello necesariamente se trate de un resfrío, ya que es transitorio.

G-   Ojo con acercarse mucho a una fuente de calor porque no nos damos cuenta y nos podemos quemar.

H-   No tomar alcohol para sacarnos el frío, ya que perdemos más calor por su efecto vasodilatador en la piel. Esta idea surge porque justamente esa acción nos pone calientes y colorados en la superficie pero nosotros necesitamos ese calor en nuestro interior.

I-   Tomar bebidas calientes, pero no dejar de hidratarse con agua natural, ya que la deshidratación empeora las cosas.

Por último, el especialista en Medicina Interna dijo que “si nos exponemos moderadamente al frío el organismo refuerza sus defensas y además mejora un tejido graso: el pardo o marrón que es generador de calor”.

Comentarios