Japón: 33 muertos por un incendio en un estudio de animación

Se trató de un ataque intencional. Las autoridades japonesas señalaron que el único sospechoso ingresó al estudio Kyoto Animation, esparció gasolina y después prendió fuego al lugar.

Por Redacción

jueves 18 de julio, 2019

Al menos 33 personas murieron este jueves y decenas resultaron heridas después de que un hombre incendió un estudio de animación en la ciudad de Kioto, Japón.

Las autoridades japonesas señalaron que un hombre de 41 años ingresó al estudio Kyoto Animation, esparció gasolina y después prendió fuego al lugar.

El sospechoso del ataque fue detenido por la policía y se encuentra bajo custodia dentro de un hospital, al que fue trasladado después de que resultara herido mientras intentaba escapar.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, señaló que el ataque era “demasiado espantoso como para describirlo con palabras”, después de ofrecer sus condolencias a los familiares de las víctimas.

Hacia las 10:30 horas comenzaron los reportes de llamas en el edificio de Kyoto Animation. Cuando los bomberos lograron controlarlas y atender a los heridos, comenzó el registro dentro de las instalaciones afectadas por el fuego.

Allí encontraron cuchillos. La cadena pública nacional de Japón, NHK, dijo que un hombre había gritado “mueran todos” antes de iniciar el fuego. La relación del sospechoso con la compañía de animación no está clara hasta el momento.

La mayoría de los testigos señaló que se escuchó una explosión y después vio surgir las llamas que envolvieron el estudio. “Vi gente quemada, cubierta con algo… Las estaban llevando a la ambulancia”, dijo uno de los vecinos a los medios locales.

Los bomberos hallaron los cuerpos sin vida de 10 personas en las escaleras que conducían a la terraza. Las autoridades japonesas indicaron que la mayoría de las víctimas fueron encontradas muertas o sufrieron un “paro cardiorrespiratorio”, que es una formulación común en Japón para referirse a casos de fallecidos cuyas muertes no han sido confirmadas de forma oficial.

Otras 36 personas fueron conducidas a centros médicos, algunas de ellas en condición crítica. Cerca de 70 personas estaban en el edificio cuando comenzó el incendio.

Los últimos informes señalan que el hombre no era un exempleado de la compañía. Pero en lo que parecen estar de acuerdo los testigos del asalto es que el hombre parecía estar muy molesto con el estudio de animación.

De acuerdo a varios testimonios a la NHK, el hombre habría escapado del edificio tras el incendio y fue apresado cuando intentaba dirigirse hacia una estación de tren.

Algunos reportes indican que era perseguido por empleados del estudio y que cayó al suelo, donde lo alcanzaron las autoridades.

“Una persona con el pelo quemado estaba en el piso y tenía varias manchas de sangre”, le dijo una mujer que vive al lado del estudio a la agencia de noticias Kyodo.

“Además de que estaba herido, se notaba que estaba molesto, resentido. Yo le escuché decir algo así como ‘lo han entendido'”, dijo otro vecino.

El diario Asahi Shimbun citó a otra testigo que recordó que el hombre gritaba claramente: “Ustedes me han estafado”.

El director del estudio, Hideaki Hatta, dijo que la compañía había recibido correos amenazantes.

“Estaban dirigidos a nuestra oficina y a la del departamento de ventas y nos decía que íbamos a morir”, explicó.

El estudio Kyoto Animation, conocido como KyoAni, fue fundado en 1981 y ha producido varios shows de animación, incluidos “K-On” y “La melancolía de Haruhi Suzumiya”, muy populares en el mundo de la animación japonesa. El estudio también lanzó la película “Una voz silenciosa”, en 2016.

Una de las series de KyoAni, “Evergarden”, fue elegida por Netflix para su plataforma global. El estudio es conocido por pagarle a sus animadores un salario fijo prestablecido, lo que rompe con el estándar de la industria que paga por trabajo animado, lo que es visto como medida de presión al personal.

BBC

Comentarios