La secundaria N°33 por fin tiene ventanas

Luego de meses de reclamos, la institución, que recientemente recibió el nombre de Julio Martires Manza, recibió una respuesta satisfactoria. “Estamos muy felices”, dijo Claudia Luengo, su directora.

Por Redacción

jueves 18 de julio, 2019

La escuela secundaria N° 33, recientemente nombrada “Julio Mártires Manza” en honor al filitero desparecido en la última dictadura militar,  pasó meses reclamando porque la falta de ventanas hacía que fuera imposible dictar clases. Tanto alumnos como profesores pasaban frío todos los días. Ahora, tras frazadazos y reuniones, por fin recibieron respuestas.

“La obra terminó ayer, aunque queda colocar dos rejas en la biblioteca porque se equivocaron en las medidas y las mandaron a hacer nuevamente”, explicó Claudia Luengo, su directora, en diálogo con El Marplatense. “Nunca me hubiera imaginado tener unas ventanas tan divinas”, expresó, resaltando que los materiales que le entregaron son nuevos.

A pesar de que este era el problema más urgente, el establecimiento continúa sufriendo de algunas carencias, tales como puertas para las aulas. “En el 2015 había trapos colgando y  nos fuimos adaptando”, explicó. Por otra parte, la representante aseguró que no se tienen inconvenientes con la calefacción y que se realizó un control hace poco tiempo.

Sin embargo, Luengo lamentó que las respuestas tardaran tanto en llegar. “Se podría haber solucionado antes, todo se puede prever y para eso tiene que haber una planificación”, comenzó, y agregó: “El dinero que estuvo ahora estuvo antes, pero creo que se priorizan otras cuestiones”.

“Tiene que haber una voluntad política de querer poner las escuelas en buenas condiciones, porque falta un montón y estamos muy complicados a nivel estructural”, manifestó. A modo de conclusión, la directora dijo: “La educación es prioritaria en este país y en todos los países del mundo, porque el cambio social comienza desde la educación”.

Comentarios