Cómo hacer de la pizza un alimento saludable

Se trata de un alimento elegido por muchos para compartir con familia o amigos el fin de semana. La licenciada en nutrición Ivana Chinelli explica qué podemos hacer para disfrutarla sin culpa.

Por Gimena Rubolino

lunes 29 de julio, 2019

La pizza es un pan plano horneado, habitualmente de forma redonda, elaborado con harina de trigo, sal, agua y levadura, cubierto con salsa de tomate y queso.

​Existen gran cantidad de variedades, principalmente debido al formato del pan, la forma de cocinarlo y el agregado de diversos ingredientes (tomate, champiñones, cebolla, jamón, aceitunas, morrones, ananá, huevo, verduras, anchoas, palmitos, etc.) y salsas. Su origen ha sido tradicionalmente atribuido a la gastronomía de Italia y más puntualmente a la cocina napolitana.

A pesar de ser un alimento rico, se debe consumir con moderación debido a que su consumo en exceso puede provocar aumento de peso.

La licenciada en nutrición Ivana Chinelli afirma que hacerla en casa es una buena opción para reducir sus calorías siguiendo los siguientes consejos:

  • Elegir queso por salut light: El queso magro tiene menos grasa que uno común.
  • Usar salsa de tomate natural: hacerla casera es más sana porque se evitan los conservantes. Además, su sabor es más rico.
  • Aceite de oliva: Considerar que una cucharada tiene 98 calorías y en las pizzerías suelen usar mucha cantidad.
  • Harina integral: la masa es conveniente hacerla finita y se puede reemplazar por la harina blanca para que tengan un mayor aporte de fibra.
  • Apostar por los vegetales: rúcula, tomate, aceitunas, albahaca, todo lo que se pueda sumar para hacer distintas variedades.
  • Cebolla caramelizada: Rehogar una cebolla en tiritas con una cucharadita de aceite de oliva. Agregar dos sobres de edulcorante y dejar que se cocine bien, quedan caramelizadas y no se siente que no tiene azúcar.
  • Huevo y rodajas de tomate: El huevo duro y la rúcula es una opción muy sabrosa. También se pueden hacer con tomate y queso en hebras light o con jamón cocido.
  • Bebidas: si estamos en un plan de descenso de peso lo ideal es reemplazar la cerveza por agua mineral o una gaseosa light de esta forma evitamos sumar calorías.

 

Comentarios