Guerra entre bandas dejó 52 muertos en una cárcel de Brasil: 16 fueron decapitados

Se trata de los grupos rivales del Comando Vermelho y el Comando Clase A, que se enfrentaron en el penal de Altamira en Pará. Al momento del hecho, dos guardias fueron tomados como rehenes, pero pudieron ser liberados. Todos las víctimas son reclusos.

Por Redacción

lunes 29 de julio, 2019

Un motín carcelario llevado a cabo este lunes en el estado brasileño de Pará dejó como saldo un total de al menos 52 presos muertos, de los cuales 16 fueron decapitados, de acuerdo a lo informado por las autoridades locales.

Un portavoz cercano al hecho explicó que el enfrentamiento fue entre bandas rivales, el  Comando Vermelho y el Comando Clase A, y que, si bien se había tomado en un comienzo a dos guardias como rehenes, finalmente pudieron liberarlos sin que salieran heridos.

Según la Superintendencia del Sistema Penitenciario de Pará, el motín comenzó a las 7 de la mañana, cuando reclusos del bloque A invadieron el anexo donde se encuentran reclusos de un grupo rival.

Cuando los encargados de la cárcel decidieron bloquear el anexo, los prisioneros prendieron fuego el pabellón, lo que ocasionó que el humo invadiera el edificio, causando la mayor parte de las muertes por asfixia. “Todavía hace mucho calor dentro de la prisión y estamos trabajando para remover los cuerpos”, dijo el secretario del sistema penitenciario, Jarbas Vasconcelos Carmo, según detalló Infobae.

Las cámaras de video del interior de la prisión tomaron las imágenes del hecho, entre las cuales se podría ver a los reclusos pateando las cabezas decapitadas de otros presos.

Los motines en Brasil no son una ocurrencia totalmente extraña. En 2017, una ola de sucesos semejantes se cobró la vida de más de 100 personas. Los expertos atribuyen la brutalidad de los crímenes a una pelea por el control de las rutas de cocaína provenientes de países limítrofes.

 

Comentarios